Construcción

Los dos máximos accionistas de Sacyr calientan la próxima junta con su lucha por el poder

Mientras José Moreno Carretero, que ya votó en contra del informe de gobierno corporativo, trata de que la junta modifique los estatutos de la empresa, Demetrio Carceller se reforzará para tener más votos y pararle los pies

JUNTA GENERAL DE ACCIONISTAS DE SACYR
JUNTA GENERAL DE ACCIONISTAS DE SACYR Luis Millán

Sacyr está viviendo una situación muy similar a la de hace aproximadamente un año por estas fechas, en las semanas previas a la celebración de la junta de accionistas. El protagonista vuelve a ser el primer accionista de la empresa, José Moreno Carretero, que pretende añadir un punto en el orden del día de la asamblea, que se celebrará el próximo 7 de junio, con el fin de modificar los estatutos de Sacyr. Sin embargo, en esta ocasión Moreno deberá compartir los focos con el segundo accionista de la constructora, Demetrio Carceller, que elevará su peso en el capital precisamente para pararle los pies a su principal competidor por el poder en la constructora que preside Manuel Manrique.

Es el último episodio de una guerra que se extiende durante más de un año y que ya amenazó con estallar en la junta del pasado ejercicio. Por entonces, Moreno Carretero reclamaba un cambio en la composición del consejo que reflejara el reparto accionarial con mayor fidelidad. La promesa por parte de Manrique de que el consejo abriría un periodo de reflexión sobre este asunto redujo la tensión e hizo que la asamblea fuera mucho más tranquila de lo previsto.

Sin embargo, el desenlace de la reflexión no ha satisfecho a Moreno, que ha logrado su objetivo de que Manrique (cuya participación no llega al 2% del capital) perdiera el representante que tenía en el consejo pero, sin embargo, no consiguió su principal pretensión: aumentar su número de asientos en el máximo órgano ejecutivo, toda vez que Sacyr optó por incorporar a tres independientes.

Moreno reaccionó votando en contra del informe de gobierno corporativo de la compañía y, además, anunciando que propondrá un cambio de estatutos, precisamente para mejorar este capítulo.

Contraataque de Carceller

De su lado, Carceller ha informado al consejo de Sacyr de su intención de comprar acciones del grupo equivalentes a un 5,5% adicional de su capital social. Con la toma de este porcentaje, con el que alcanzaría el 20% del grupo, Carceller estaría buscando contrarrestar así en la junta de accionistas de Sacyr la intención de Moreno Carretero de lograr más peso en el consejo del grupo, según informa Europa Press.

De esta forma, dos de los primeros socios de la compañía abren una guerra abierta por el control del poder en el consejo apenas días después de que Sacyr lo remodelara, precisamente con el fin de adaptarlo a la composición del accionariado y mejorar el buen gobierno.

Se da también la circunstancia de que en el orden del día ya publicado de la junta ya figura la propuesta de realizar cambios en los estatutos del grupo, si bien son para suprimir la edad máxima de 65 años para ser primer ejecutivo de la compañía, una modificación que permitirá a Manuel Manrique continuar en el puesto de presidente ejecutivo toda vez que cumple esa edad el próximo año.

Además de Carceller y Moreno Carretero, el resto de socios de referencia de Sacyr son Loureda, con una participación del 7,8%, el Grupo Fuertes, con un 6,2% y el presidente de la compañía, con un 1,5%.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba