Economía

Marc Puig se lanza a por Charlotte Tilbury para lograr los 3.000 millones de negocio

El grupo catalán Puig, propietario de marcas como Carolina Herrera, Nina Ricci, Paco Rabanne o Jean Paul Gaultier, compite con grandes multinacionales para hacerse con la empresa de maquillaje británica Charlotte Tilbury, una operación valorada en más de mil millones

Marc Puig.
Marc Puig. Efe.

La tercera generación de los Puig se lanza a la que puede ser la mayor operación del grupo familiar catalán de las últimas décadas, la adquisición del grupo británico de maquillaje Charlotte Tilbury, una operación valorada en más de mil millones de euros.

Marc Puig, presidente de la compañía española de perfumes y alta costura, se ha propuesto alcanzar los 3.000 millones de negocio en el año 2025, y para ello la compra de una empresa como la londinense resulta un paso esencial. En los últimos años, los ingresos de Puig han sido cercanos a los 2.000 millones.

El grupo catalán, propietario de marcas como Carolina Herrera, Nina Ricci, Paco Rabanne o Jean Paul Gaultier, compite en la puja por Charlotte Tilbury con grandes multinacionales y fondos de inversión. De acuerdo a la agencia Bloomberg, entre las empresas interesadas se encuentran Unilever, la francesa L'Oreal, la neoyorquina Estée Lauder y la japonesa Shiseido.

En 2018 el grupo Puig ganó 242 millones tras facturar 1.933 millones de euros

La adquisición de grandes marcas, y también la venta, está en el ADN de los Puig.  En las décadas de los ochenta y los noventa del pasado siglo, la compañía se hizo con Paco Rabanne, Nina Ricci y Carolina Herrera. En el año 2011 dio la campanada en el mundo de la moda al comprar Jean Paul Gaultier, tomando la participación del 45% que antes tenía el grupo Hermès y un 15% del diseñador. Tres años después Puig compró el 25% de Sociedad Textil Lonia, al gigante LVMH, y en 2018adquirió la firma de moda belga Dries Van Noten.

En 2018, último ejercicio del que el grupo Puig ha publicado resultados, la compañía alcanzó una facturación de 1.933 millones de euros, y un beneficio de 242 millones.

La maquilladora Charlotte Tilbury lanzó su línea de maquillaje y tratamiento en el año 2013 en Selfridges, en Londres, y en menos de siete años se ha convertido en una marca muy popular, habiendo unido su imagen a la de modelos como Kate Moss o actrices como Penélope Cruz. Tilbury ha contratado a Goldman Sachs y Jefferies Financial para llevar a cabo la venta, según Bloomberg.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba