Economía

Así modificó el Santander los correos del caso Orcel

La defensa del italiano presentó una querella por supuesta estafa procesal sosteniendo que el banco español había modificado 'emails' para confundir al juez que investiga la demanda presentada por el exbanquero de UBS por su fichaje frustrado 

Andrea Orcel y Ana Botín.
Andrea Orcel y Ana Botín. Clara Rodríguez.

Santander presentó correos electrónicos modificados que fueron enviados al Juzgado de primera instancia número 46 de Madrid, y que formaron parte de la contestación a la demanda que Andrea Orcel había formulado por su fichaje frustrado en el banco español a mediados del pasado año.

El banco también aludió en esa documentación a la presencia de Ana Botín en una reunión de la Comisión de Nombramientos en 2018, cuando el informe de Gobierno Corporativo de la entidad de ese ejercicio indica que la presidenta de Santander no asistió a ninguna comisión ese año.

La representación legal de Orcel presentó una querella ante el Juzgado de Instrucción número 4 de Madrid el pasado mes de octubre contra Santander, sosteniendo que el banco había manipulado los correos para confundir al juzgado en el que se sigue la demanda por la no contratación del exbanquero de UBS. La pasada semana el juzgado de instrucción inadmitió a trámite la querella.

Vozpópuli ha accedido a los correos originales y a los modificados, en los que aparecen y desaparecen avisos legales y direcciones. 

Correo de Dee Symons a Clara Batalim, esposa de Orcel:

Correo de Dee Symons.
Correo de Dee Symons.

Dee Symons, directiva de la empresa de cazatalentos Russell Reynolds, envió el 15 de septiembre -pocos días antes de que Santander hiciera pública la contratación de Orcel- un correo electrónico a la esposa del banquero italiano, Clara Batalim

En ese correo, Symons escribe que envía adjunto una plantilla del borrador de contrato, señalando que "no es una oferta, sino un borrador sujeto a negociación (...)". El hecho de que se hable de una carta oferta o de un borrador, y no de un contrato en firme, es una de las claves del caso Orcel. 

Santander sostiene que no se formalizó un contrato con Andrea Orcel, y sólo habla de una "carta oferta"

Santander defiende que, a pesar de informar a la CNMV y a través de comunicados de prensa, el 25 de septiembre de 2018, sobre el nombramiento de Orcel como consejero delegado, no se había firmado un contrato, y que solo existía una "carta oferta".

En su contestación a la demanda presentada por Orcel el pasado año, Santander advierte que este conocía que la "carta oferta no era el contrato exigido por la Ley de Sociedades de Capital", y que Orcel lo sabía porque así se lo habían hecho saber en el correo mencionado de la directiva de Rusell Reynolds, prueba que acompañó en la contestación a la demanda presentada al juzgado.

Pero la defensa de Orcel advierte que ese correo presentado por Santander en el juzgado había sido modificado tras haber requerido los originales y contratado un perito informático que confirmó la manipulación.

Como se puede apreciar en la imagen, el correo modificado no incluye la dirección de correo electrónico de Dee Symons -sí en el original- y sin embargo sí que aparece el aviso legal de los correos enviados desde el grupo Santander, cuando en el original sólo aparece el aviso legal de la firma de cazatalentos.

Los abogados de Orcel sostuvieron en su querella contra Santander por supuesta estafa procesal que el banco trató de engañar al juez haciéndole creer que Dee Symons era empleada de la entidad, dejando para ello el aviso legal de Santander en un correo que en realidad no era del banco sino de Russell Reynolds, y omitiendo la dirección de correo de la empresa.

La defensa de Santander advirtió al Juzgado de primera instancia número 46 de Madrid que las "diferencias formales" entre ambos correos obedecen a que el banco recibió ese documento reenviado por Dee Symons y que este fue reenviado a su vez a los abogados que suscribieron la contestación a la demanda.

Correo de Bernardini a Orcel:

Correo de Bernardini.
Correo de Bernardini.

Roberto di Bernardini, responsable global de recursos humanos de Santander, envió a Orcel un correo el 14 de diciembre de 2018 con notas sobre la negociación y sobre la retribución de este.

En la copia de este correo que Santander envía al juzgado se elimina la dirección de Bernardini, y, siendo este un empleado del banco, se elimina el aviso legal de la entidad. Con ello, advertía la defensa de Orcel, se perseguía fortalecer "la falsedad" del correo de Dee Symons, de Russell Reynolds.

La defensa de Santander no se ha referido a la modificación de este correo en su escrito al juzgado.

Correo de Jon Teppo a Orcel.

Correo de Jon Teppo.
Correo de Jon Teppo.

El 10 de diciembre de 2018 Jon Teppo, al frente de compensación y beneficios de Santander, envió un correo a Andrea Orcel. Como en el caso del correo de Bernardini, en la copia que el banco presentó al juzgado se borran la dirección del correo de Teppo y el aviso legal de Santander.

La defensa de Santander tampoco se ha referido a la modificación de este correo en su escrito al juzgado.

Manipulación de actas de comisiones de Santander

La defensa de Orcel también indicó en su querella la existencia de "serios indicios" de que pudieran haber sido manipulados certificaciones de actas de la Comisión de Nombramientos del Santander y de la Comisión de Retribuciones.

Entre otras supuestas manipulaciones, en la contestación a la demanda de Orcel, Santander envió un certificado de una sesión de la Comisión de Nombramientos del 10 de septiembre de 2018, según el cual Ana Botín habría asistido.

Pero el Informe de Gobierno Corporativo de Santander de ese ejercicio recoge que la presidenta del Santander no asistió ese año a ninguna de las reuniones de la Comisión de Nombramientos.

Auto del juez

En el auto conocido la pasada semana del Juzgado de Instrucción número 4 de Madrid por el que se inadmitió la querella presentada contra Santander por supuesta estafa procesal, el juez considera que los hechos imputados no reúnen los requisitos necesarios para que esta ser admitida.

El magistrado señala en su auto de la pasada semana que "no es una manipulación bastante para provocar ese error [el del juzgador de instancia]", en referencia a las diferencias detectadas entre los correos originales y los presentados por Santander en el juzgado.

Sobre la presencia o no de Ana Botín en las comisiones de Santander, el juez dice que, en el caso de que no fuera real, "sería una falsedad ideológica", y que no se aprecia "que de ser cierto pudiera inducir al error en el juzgador civil (...)".

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba