Economía

La caída de los bares obliga a Mahou San Miguel a tirar de caja y ahoga al sector cervecero

El hundimiento de las ventas en la hostelería afecta con fuerza a los resultados de la cerveceras, que facturan casi un 70% por este canal

Instalaciones de Alovera de Mahou San Miguel
Instalaciones de Alovera de Mahou San Miguel Mahou San Miguel

Las cerveceras están sufriendo con fuerza el zarpazo del coronavirus al sector de la hostelería, que deja en una situación muy complicada a uno de los principales bastiones del sector cervecero. Con un consumo que aún está a la mitad de las cifras pre pandemia, los bares y restaurantes, sometidos a fuertes restricciones, también venden menos cerveza, lo que está haciendo que las grandes compañías tengan que acudir a su propio colchón para mantenerse a flote.

No en vano, según los datos aportados por Cerveceros de España, el 67% del consumo de cerveza en España se da fuera del hogar; asimismo el turismo, tanto nacional como internacional, contribuye entre un 20 y un 25% a este consumo.

"El desconfinamiento y la llegada de la “nueva normalidad” no está yendo como se esperaba, pues tanto los establecimientos hosteleros como el turismo, sobre todo el internacional no están funcionando desearíamos", explican a Vozpópuli desde la patronal que agrupa a más de 500 empresas cerveceras, entre las que están Mahou San Miguel, Hijos de Rivera o Heineken.

Las últimas cifras registradas por Cerveceros de España, basadas en sus distribuidores en hostelería, apuntan a que la caída de facturación es de un 40% respecto al año anterior. Una cifra similar a la registrada por Mahou San Miguel, que en estos meses está tirando de su caja para poder hacer frente a una caída de ventas en hostelería del 37%. Su director general, Alberto Rodríguez-Toquero, reconocía este miércoles que su situación financiera, positiva en 2019, les estaba permitiendo minimizar los efectos de la pandemia.

Sin deuda y "con más de 450 millones en tesorería", el gigante cervecero, que reconoce haber sufrido "mucha tensión" en la liquidez, se ha visto obligado a cambiar sus planes, aparcar el proyecto en marcha hasta 2023, y poner el foco en el corto plazo (2021) para revertir la situación.

El cierre de los bares, en el foco

Con todo, la cervecera prevé terminar el año 2020 con resultado neto negativo, sin aventurarse a dar una cifra exacta: "No estamos en disposición de hacer una proyección sobre una base que no sabemos dónde va a estar. La cifra va a cambiar semana a semana", explicaba Rodríguez-Toquero, que adelantaba que la compañía "va a seguir invirtiendo" pese a la situación.

Otras grandes empresas, como Heineken, también han ido recogiendo estos meses el impacto del coronavirus en el sector, sobre todo por el canal hostelería. En esta línea, Heineken España registraba en agosto un retroceso del 20% en el volumen vendido en el mercado español durante el primer semestre, algo que atribuían a una caída cercana al 40% en bares y restaurantes.

Así, aunque la cerveza crece por encima del 10% en el canal de alimentación (supermercados, tienda), este dato no compensa la caída en bares. Según las previsiones más pesimistas de Hostelería de España, si la situación continúa como hasta ahora podría producirse el cierre de más 85.000 establecimientos.

"Medidas como el IVA superreducido en horeca y la disminución de los impuestos especiales que gravan el consumo en este canal pueden ayudar a paliar está grave crisis en el futuro y a ir recuperando el empleo perdido", insisten desde Cerveceros de España.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba