Motor

Luca de Meo se estrena en Renault con 15.000 empleos en juego y 2.000 millones en recortes

La llegada de Luca de Meo a Renault coincide con una de las épocas más complicadas de los últimos años, y se esperan fuertes políticas de ahorro y bajada de la producción en los próximos años

Luca de Meo se estrena en Renault con 15.000 empleos en juego y 2.000 millones de recortes
Luca de Meo se estrena en Renault con 15.000 empleos en juego y 2.000 millones de recortes

De Seat a Renault. De situar a la marca española como una de las automovilísticas más rentables a enfrentarse a los retos que se plantea Renault en el complicado escenario post-covid. El italiano Luca de Meo tomará oficialmente las riendas de la automovilística francesa a partir del próximo 1 de julio como director general, y ha señalado ser consciente de las dificultades de la empresa, pero al mismo tiempo se ha mostrado optimista y confiado en la capacidad del grupo francés de recuperarse.

En una breve intervención ante la junta de accionistas, De Meo ha dado su visto bueno al plan de ajuste presentado el mes pasado por la directora general interina, Clotilde Delbos, que prevé un recorte de gastos de estructura de al menos 2.000 millones de euros de aquí a tres años y la supresión de 15.000 empleos, el 8% de su plantilla mundial. "Es un paso esencial para la recuperación de Renault" afirmó el directivo italiano.

Durante su intervención recordó que había comenzado su carrera en el sector del automóvil hace casi 30 años precisamente en el fabricante francés al que vuelve ahora, y dijo que lo hace en primer lugar por el desafío que plantea su misión, que asume "con humildad y con serenidad". El presidente del consejo de Renault, Jean-Dominique Senard, se mostró "muy contento" con la próxima entrada en funciones de Luca de Meo, al que garantizó ante los accionistas que tendrá un margen de maniobra extraordinariamente amplio.

Menos capacidad productiva

Uno de sus principales cometidos será la preparación de un plan estratégico que presentará a finales de este año o a comienzos de 2021 y que tendrá que encajar con el programa de ahorro anunciado el mes pasado. Unos recortes que, como reconoció Delbos -quien a partir del próximo mes pasará a ser directora general adjunta-, podrían sufrir alguna modificación en función de la visión que aporte el nuevo responsable ejecutivo.

De acuerdo con ese programa, las capacidades de producción de Renault disminuirán en un 10% para 2022 y en un 20% para 2024. El grupo francés tiene una estructura para fabricar 5,5 millones de vehículos, pero el pasado año solo vendió 3,8 y en 2020 esa cifra se reducirá todavía más, a la vista de que solo en el primer trimestre sus matriculaciones cayeron un 25,9%.

Senard insistió en que la supresión de empleos se hará sin afectar a la masa social, es decir, sin despidos, y en concertación con los representantes de los trabajadores. También subrayó que "el principal vector de futuro" para la empresa es "nuestra responsabilidad social y medioambiental". Por esa razón, Renault no pedirá una relajación de las obligaciones europeas de reducción de emisiones de dióxido de carbono (CO2) y tiene intención de cuadruplicar la producción de vehículos eléctricos en Francia para 2024.

Como director general, Luca de Meo tendrá un salario bruto de 1,3 millones de euros anuales al que se podrá añadir una remuneración variable de hasta el 150% de esa cantidad en función de una serie de criterios y a la atribución de 75.000 acciones en un plazo de tres años condicionada también a ciertos logros.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba