Economía

La lluvia castiga a la hostelería: “Vamos a ganar la mitad que el pasado año”

A falta de conocerse los datos de facturación, los datos de empleo del mes de mayo muestran una moderación del crecimiento del 5,6% de 2017 al 2,6% de este año. Una cifra que hace prever al sector una moderación de los ingresos en esta línea, con la climatología como responsable

Día de lluvia
Día de lluvia Tere García

“Si no acaba la lluvia y el frío, el año va a ser desastroso para nuestro negocio”, afirman varios hosteleros de la concurrida Plaza de Santa Bárbara en Madrid. Un espacio donde el buen tiempo hace imposible encontrar sitio en una terraza. Pero, a 11 de junio, los camareros miran al cielo esperando que los primeros rayos de sol les devuelva su masiva clientela de esta época del año.

“Hemos frenado la contratación de personal extra y tenemos hasta julio para rentabilizar nuestra terraza", lamenta el encargado de uno de los establecimientos de esta zona madrileña. Una afirmación que se basa en que en las ciudades no costeras como Madrid, la temporada alta de las terrazas se divide en dos períodos: mayo-junio y septiembre-octubre. Mientras que las metrópolis de carácter vacacional, sus picos de facturación se concentran en julio y agosto. 

Un malestar que centralizan desde la Federación Española de Hostelería (FEHR). "La temporada de terrazas no ha arrancado con buen pie por la climatología. Además, hay que tener en cuenta, que los últimos años este período han sido muy positivos gracias al buen tiempo y a la mejora de los datos de consumo", valora el secretario general de FEHR, Emilio Gallego.

Los datos de facturación de mayo todavía no están disponibles para cifrar el impacto de las lluvias en su negocio. No obstante, Emilio Gallego asegura que "la cifra de crecimiento interanual de empleo en restauración ha pasado del 5,7% en 2017 al 2,6% en 2018, una moderación que hace prever que nuestra facturación caiga a la mitad", valora el representante de FEHR.

Muchos establecimientos cuentan con una licencia de temporada para su terraza que comprende de marzo a octubre

Un retroceso que podrán compensar aquellos establecimientos que cuenten con licencia de terraza anual. Aunque depende si la meteorología les compensa en otoño lo que les ha quitado en primavera. Aunque no todos cuentan con este factor. Muchos hosteleros tienen una licencia de temporada que comprende de marzo a septiembre. "Pagar una licencia de temporada resulta más económico que una anual, aunque no barato. No obstante, el riesgo que corres es que debes rentabilizar esta inversión en menos de ocho meses", matiza Gallego.

Sólo en la Comunidad de Madrid, según datos de la asociación de Hostelería Madrid – LA VIÑA, las terrazas generan cerca de 11.900 empleos, siete millones de euros que se recaudan en concepto de tasas municipales por instalación de veladores, así como los más de 100 millones de consumiciones anuales que se producen en los veladores madrileños.

Esperanza por el Mundial  

Los empresarios del sector confían en poder remontar esta situación. Y el fútbol es una de sus grandes esperanzas. "El consumo es una actividad muy emocional y, al igual que el mal tiempo ha frenado a muchas personas a la hora de salir de casa, el Mundial de Fútbol es un de esos eventos que genera mucha actividad en nuestros establecimientos", valora el secretario general de FEHR.

Por ello, los hosteleros defenderán los colores de la selección más que cualquier sector. Un mundial que arranca este mismo miércoles, pero el estreno de la Selección no llegará hasta el viernes. Un día que los meteorólogos prevén la llegada, por fin, del buen tiempo. Por lo tanto, el España-Portugal y el sol podrán devolver la sonrisa a la hostelería. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba