Economía

Liberbank y Unicaja cancelan su fusión tras no llegar a un acuerdo

Liberbank decidió cancelar la operación al no llegar a un acuerdo en el precio 

Oficina de Liberbank en Oviedo
Oficina de Liberbank en Oviedo

Liberbank ha comunicado a la comisión nacional del mercado de valores (CNMV) que las negociaciones con Unicaja se han roto por no llegar a un acuerdo en la ecuación de canje, "el eventual reparto accionarial". 

El banco expone que fue su consejo de administración el que decidió no seguir adelante con la operación de fusión al no ponerse de acuerdo en el precio. A esta misma decisión también ha llegado el consejo de administración de Unicaja, según expone la entidad en un hecho relevante. 

La due dilligence se saldó bien pero las negociaciones de la ecuación de canje no llegaron a buen puerto. Unicaja quería que fuera un 60% para su entidad y un 40% para Liberbank, pero la caja asturiana quería más, hasta el 43% del banco resultante. 

Esto se traduce en que no ha sido posible el acercamiento y lejos quedan las diferencias que podrían haber surgido por la ampliación de capital exigida por el Banco Central Europeo (BCE) o flecos sueltos que quedaban por negociar. 

Fuentes próximas a la operación han explicado a este medio que para Unicaja ya suponía un esfuerzo bajar del 60%, por lo que una cifra inferior a esa era inaceptable para la caja andaluza. 

No obstante, ambas entidades al ser cotizadas siguen estando sometidas a cualquier eventual oferta pública que puedan surgir, a pesar de haberse cancelado esta operación.

Tropiezos 

La operación se tensó mucho antes de llegar a la ecuación de canje. Ya en la due dilligence las diferencias de por quién tendría qué, paró las conversaciones y se complicó aún más cuando Abanca decidió lanzar una contraopa por Liberbank, que no llegó a buen puerto, tras el ultimatum de la CNMV.

Ese 'susto' hizo reacciones a ambas partes y saldaron la due dilligence, tal y como expusieron al organismo que dirige Sebastián Albella. 

El sexto banco 

De haberse producido la 'boda', tal y como la bautizó Credit Suisse, la entidad resultante se hubiera convertido en la sexta más grande de España por activos, con más de 92.000 millones de euros, por delante de Bankinter. 

Además, ambas redes de sucursales contaban con sinergias muy buenas y sumaría 1.886 oficinas en total, 1.182 de la caja andaluza y 684 de la asturiana.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba