RGDP

El motivo por el que las empresas podrían perder miles de potenciales clientes con la nueva ley de datos

La obligatoriedad de informar al usuario sobre el tratamiento de sus datos provoca el envío masivo de correos. Los usuarios tienen en su mano dejar de recibir spam y dejar de ser potenciales clientes de múltiples empresas

Texto del nuevo reglamento de datos (GDPR) de la Unión Europea
Texto del nuevo reglamento de datos (GDPR) de la Unión Europea

El nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGDP) que entra en vigor el próximo 25 de mayo ha provocado el envío de miles de correos electrónicos que están saturando las bandejas de muchos usuarios.

Se les informa del tratamiento que se hace con sus datos y se les pregunta si desean seguir recibiendo los comunicados. Si el usuario responde de forma negativa o directamente no responde al correo dejará de recibir notificaciones.

Es la cara para el usuario, que podrá filtrar el correo que desea dejar de recibir, y la cruz para las empresas, que se exponen a perder clientes potenciales. Lo peor es que muchas de ellas no tienen la obligación de enviar esta circular informativa, pero lo hacen.

Si el usuario responde de forma negativa, o no responde al correo pidiendo consentimiento, dejará de recibir notificaciones. Las empresas perderán potenciales clientes

"Hay un problema gravísimo. En muchos casos se está intentando conseguir el consentimiento del usuario cuando no hay obligación de hacerlo. Algunas acciones de marketing pueden estar amparadas legalmente para ser enviadas sin necesitad de pedir permiso", explica explica Eduard Blasi, abogado de Marimon Abogados y cofundador de Nepcom.

Estos casos en los que no es necesario pedir permiso son los siguientes:

  • Formalización de un contrato: si existe una relación contractual previa en la que se estipula el tratamiento de datos
  • Cumplimiento de una obligación legal: si hay una norma jurídica que en el caso concreto exima a la empresa de la obligación de tener el consentimiento del usuario
  • Protección de intereses vitales: organizaciones, empresas y administraciones públicas podrán tratar los datos sin consentimiento del propietario de los mismos siempre que exista un riego vital
  • Interés público: cuando conste un motivo de afectación social
  • Interés legítimo: el que tienen las personas a que se les respete o repare un derecho fundamental

La inminente llegada de la ley europea de datos es la que está provocando que algunas organizaciones den pasos en la dirección equivocada, pese a que se sabe la fecha tope de adopción de  la normativa desde hace dos años.

"Hay una situación de urgencia en las empresas, una ola por querer adaptarse a la RGDP que hace que se estén tomando decisiones equivocadas. Las empresas están perdiendo innecesariamente una base de datos de clientes o potenciales clientes sin necesidad de ello", explica Blasi.

Cualquier compañía

Compañías como Google, Facebook, Spotify, El Corte Inglés, Mercadona, Accenture o Nike son algunas de las que ya han enviado la pertinente notificación para que el usuario acepte el tratamiento de sus datos.

El tamaño de la corporación, no obstante, no importa. Todas las empresas, por pequeñas o grandes que sean, deben informar del cambio en el tratamiento de los datos de sus usuarios o clientes si hablamos del tratamiento de grandes volúmenes de datos o de información sensible, como puede ser el origen étnico o el estado de salud de una persona.

Tampoco hay un límite geográfico empresarial. Todas las corporaciones que traten datos de ciudadanos de la Unión Europea, sean de donde sean, deben informar de ello de manera clara al usuario.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba