Economía

La Justicia europea da la razón a Telefónica y considera a Skype un operador

Telefónica lleva años reclamando que las llamadas OTT sean reguladas como lo está cualquier operador, ya que considera que ofrecen el mismo servicio

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica. Efe.

El servicio 'online' de mensajería y videollamadas Skype puede ser considerado como un operador de telecomunicaciones por la función de pago que ofrece para realizar llamadas a teléfonos fijos y móviles, según una sentencia dictada este miércoles por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE).

Una noticia que entronca directamente con los intereses de Telefónica. Jose María Álvarez-Pallete, su presidente, ha reiterado en diversas ocasiones que las OTT (Over The Top), compañías como WhatsApp o la propia Skype, ofrecen servicios similares a los de los operadores, pero con un marco regulatorio mucho más laxo.

"Mismos servicios, mismas condiciones, mismas obligaciones. Queremos igualdad entre empresas que ofrecemos los mismos servicios, o que a ellos les regulen o que a nosotros nos desregulen, pero de igual a igual", explican fuentes de la compañía española.

La autoridad belga sancionó en 2016 a Skype con cerca de 223.500 euros al considerar que SkypeOut es un servicio de comunicaciones electrónicas cuya actividad en Bélgica debería de haber sido notificada

Se trata de una reivindicación casi histórica en Telefónica, que data de los tiempos de César Alierta. No es la primera vez que el operador se refiere a que las OTT deberían tener las mismas obligaciones, al dedicarse a un negocio idéntico al suyo.

Multas

El caso enfrenta a la plataforma con el Instituto Belga de Correos y Telecomunicaciones (IBPT) por el servicio SkypeOut, que permite a los usuarios realizar llamadas de pago desde un ordenador a teléfonos móviles y fijos.

La autoridad belga sancionó en 2016 a Skype con cerca de 223.500 euros al considerar que SkypeOut es un servicio de comunicaciones electrónicas cuya actividad en Bélgica debería de haber sido notificada.

Este trámite hubiera obligado a la función de Skype a someterse a las mismas reglas en materia de seguridad y protección de datos que se aplican a operadores tradicionales.

Rechaza la sanción

La plataforma, sin embargo, rechaza la sanción y sostiene que no ejercía actividad alguna en Bélgica y que, en todo caso, no prestaba ningún servicio de comunicaciones electrónicas, ya que no transmitía la señal, sino que recurría a operadores internacionales hacerlo.

En su fallo de este miércoles, el Tribunal con sede en Luxemburgo concluye que la oferta de llamadas con la tecnología de Voz por IP (VoIP), que permite llamar a un número fijo o móvil nacional a través de una red telefónica pública conmutada (RTPC), es un servicio de comunicaciones electrónicas.

Así, el TUE da la razón al órgano belga porque considera que SkypeOut da lugar a una remuneración del creador y conlleva que éste celebre acuerdos con los proveedores de servicios de telecomunicaciones debidamente autorizados a transmitir y terminar llamadas a la RTPC.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba