Economía

Los jueces impiden a la mayor inmobiliaria europea ejecutar avales de pymes en España

Dos jueces de Madrid (Leganés) y San Sebastián frenan la ejecución del aval ordenada por Unibail-Rodamco-Westfield contra dos de sus inquilinos por impago de la renta

El centro comercial La Vaguada (Madrid), con la cartelería lista a la espera de levantar la persiana
El centro comercial La Vaguada (Madrid), con la cartelería lista a la espera de levantar la persiana

Los jueces españoles tienden a posicionarse, al menos de manera cautelar, a favor de los inquilinos en el conflicto sobre el pago de las rentas comerciales afectadas por el coronavirus.

Tal y como viene informando este medio, esa es una posición que parece generalizarse y que se ha vuelto a dar en dos nuevas resoluciones judiciales del pasado 6 de octubre, en sendos casos, contra la mayor compañía inmobiliaria cotizada de Europa, la francesa Unibail-Rodamco-Westfield, a las que ha tenido acceso Vozpópuli.

Tanto un juzgado de Madrid como otro de San Sebastián han accedido a observar la cláusula rebus sic stantibus (estando así las cosas) en el marco de la pandemia para impedir, de forma cautelar, tanto la ejecución del aval por impago de la renta ordenada por URW contra dos inquilinos (a los que reclama 15.000 y 41.000 euros respectivamente) como la posibilidad de incluirles en ficheros de morosos

"Resulta evidente (...) la necesidad y conveniencia de adoptar algún tipo de cautela que pueda frustrar la oposición del demandado (el propietario) al cumplimiento de un eventual fallo que le obligare a negociar nuevas condiciones contractuales con el actor, que supusieran una bajada efectiva de la renta en su día estipulada, y la imposibilidad de exigir el pago de las no cobradas desde que se decretó el estado de alarma y la demandante se vio obligada a cerrar su negocio, cuestión ésta fuera de toda duda", esgrime el juez del auto de Leganés en alusión a un inquilino del Centro Comercial Parquesur.

Falta de buena fe

Los jueces consideran que la pandemia provoca "consecuencias negativas" que afectan a los negocios de las tiendas en cuestión y que se "incrementarían" si el propietario ejecutara el aval.

El auto del juzgado de San Sebastián afea además a URW que "la parte arrendadora se ha negado a negociar las condiciones del contrato como ha solicitado la arrendataria", en este caso, del Centro Comercial Garbera.

La buena fe de las partes es clave en el reparto de la carga posterior a la aplicación de la cláusula 'rebus sic stantibus'

La buena fe de las partes es clave en el reparto de la carga posterior a la aplicación de la cláusula rebus sic stantibus o de renegociación del contrato, señalan fuentes jurídicas.

Las tiendas están representadas por la Plataforma de Afectados por la covid-19 de los centros comerciales, encabezada por el despacho Fieldfisher Jausas

Decenas de demandas

URW es dueña de una decena de centros comerciales en toda España como el de La Vaguada,el primero que se levantó en la capital del país, y activos por más de 40.000 millones de euros en toda Europa. 

El grupo inmobiliario afronta al menos otras 30 demandas de inquilinos en nuestro país que reclaman que su renta se vincule a su volumen de negocio, afectado por las restricciones del coronavirus.

Este periódico ha intentado obtener la versión de URW al respecto de estas resoluciones judiciales pero no ha sido posible.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba