RTVE

Sube la tensión en RTVE: la 'izquierda' también se enfrenta a Rosa María Mateo

El sindicato UGT difundía este lunes una nota interna en el que se oponía frontalmente a contratar a El Terrat –productora de Andreu Buenafuente- para producir un debate de actualidad para TVE. Rosa María Mateo, Fran Llorente y Begoña Alegría, nuevamente han sido cuestionados por su labor

La administradora provisional única de la corporación RTVE, Rosa María Mateo
La administradora provisional única de la corporación RTVE, Rosa María Mateo Efe

Una nota interna difundida este lunes por el sindicato UGT elevaba, aún más, la tensión en Radiotelevisión Española. El documento aseguraba que Rosa María Mateo ha mantenido recientemente una reunión con varias productoras audiovisuales, entre las que se encontraba El Terrat, la empresa de Andreu Buenafuente, a la que se habría ofrecido hacer un programa de debate para TVE. La corporación desmentía a última hora de la tarde este supuesto, tras haber declinado comentar la información durante todo el día. Sin embargo, la situación creada ha hecho aflorar las diferencias existentes entre la administradora única provisional y una buena parte de Torrespaña como consecuencia de las decisiones que ha adoptado durante las últimas semanas.

La polémica relacionada con Buenafuente surgió después de una reciente reunión que mantuvo Rosa María Mateo con miembros de El Terrat, según explican las fuentes de RTVE consultadas por Vozpópuli. En ese encuentro, la productora puso sobre la mesa varios proyectos, entre ellos, un formato similar a Preguntes Frequents, que se emite en TV3.

Esta idea le causó una buena impresión a Mateo, sin embargo, la televisión pública española, por ley, no puede encargar a ninguna empresa privada la realización de contenidos informativos. El asunto no ha pasado por ninguno de los comités de dirección de RTVE, aunque es cierto que la administradora única provisional ha expresado en su entorno su interés por este programa, de ahí que el mensaje se haya difundido por Torrespaña, con el consiguiente malestar.

El propio Consejo de Informativos -que hasta el momento ha celebrado la mayoría de las decisiones para con los telediarios tomadas por el actual equipo directivo- ha advertido de que la ley la radio-televisión pública de titularidad estatal es muy clara, pues en su artículo 7, apartado 5, precisa que "RTVE no podrá ceder a terceros la producción y edición de los programas informativos". Es decir, cualquier encargo en este sentido a El Terrat sería ilícito.

Ana Blanco, presentadora de informativos de TVE.
Ana Blanco, presentadora de informativos de TVE. RTVE

Guerra de guerrillas

A estas alturas, no es ningún secreto que existe un indisimulable malestar entre Mateo y los exdirectivos que ejercieron su cargo durante la etapa de José Antonio Sánchez como presidente de RTVE, y que fueron cesados durante el pasado verano. Algunos de ellos, como Carmen Sastre, antigua directora de Contenidos Informativos, o Jenaro Castro, exresponsable de Informe Semanal, han hecho público su malestar y han denunciado el trato recibido por el nuevo equipo ejecutivo.

Sin embargo, entre los sindicatos de izquierda de Torrespaña -entre ellos, UGT- también existen desavenencias con la actual dirección, entre otras personas, con quien consideran el presidente de facto de RTVE, es decir, Fran Llorente, a quien acusan de haber ejercido una influencia clave para introducir en el organigrama a varias personas afines -entre ellas, Begoña Alegría, directora de Informativos- y de volver a maniobrar para ceder a productoras de confianza la parrilla de programación. La distancia entre las partes ha aflorado este lunes con el tema de El Terrat.

Dentro de este grupo sindical son muy críticos con las maniobras realizadas por el PSOE y Podemos para tomar el control de la televisión pública tras la finalización del mandato del anterior presidente, José Antonio Sánchez. Principalmente, porque ha derivado en una situación nunca antes vista, en la que no existe Consejo de Administración y no hay que consensuar las decisiones que se toman ni los contratos que se rubrican. Eso ha dado un poder casi absoluto a Mateo y a su camarilla, en la que se encuentran María Escario -directora de Comunicación- y Elena Sánchez -secretaria general corporativa-, pero en la que destaca especialmente Fran Llorente y sus "hombres fuertes".

Otras fuentes sindicales afirman que el malestar de UGT tiene que ver con la poca capacidad de influencia que tiene en la actual Dirección de RTVE, pese a haber sido un grupo muy crítico con el anterior presidente. Sea como fuere, lo cierto es que existen tensiones entre los diferentes colectivos de izquierda de RTVE; al igual que las hubo durante meses entre el PSOE y Podemos, y dentro del propio PSOE, por el rumbo que debe adoptar la corporación.

Todos los trabajadores de RTVE y grupos políticos saben que la situación actual de la corporación tiene fecha de caducidad, dado que Rosa María Mateo se irá de la televisión pública cuando se resuelva el concurso público que está en marcha en el Congreso

Todos los trabajadores de RTVE y grupos políticos saben que la situación actual de la corporación tiene fecha de caducidad, dado que Rosa María Mateo se irá de la televisión pública cuando se resuelva el concurso público que está en marcha en el Congreso, en el que se elegirá al próximo presidente de la corporación. Ahora bien, fuentes internas inciden en que hay cambios que se han introducido en los últimos meses que no será tan fácil revertir, como determinados nombramientos que sólo podrán revertirse con el acuerdo de la mayoría del próximo Consejo de Administración.

Otros grupos, como el Sindicato Independiente y USO, han puesto el foco sobre el daño a la reputación de RTVE que ha generado la actual situación. El primero, era especialmente crítico con la baja audiencia de los informativos en su última circular. El segundo, lamentaba recientemente episodios que dejan claro que la gestión de la corporación es mejorable, como el hecho de que la web de RTVE publicara en su web una noticia con el titular 'Miles de personas defienden a Alsasua frente al agravio de España Ciudadana', que procedía de un teletipo de la Agencia EFE por el que Fernando Garea -su presidente- se tuvo que disculpar.

"Hay una larga lista de desatinos en este mandato plenipotenciario donde se coloca a todos los trabajadores y a nuestra empresa en el punto de mira de la ciudadanía, que ve asombrada cada día como una RTVE que debería ser plural, independiente y profesional, es un desastre organizativo, de gestión y con absoluta falta de responsabilidad hacia la sociedad que nos paga", denunciaba recientemente USO.

Y añadía: "Resulta dudosa la independencia (de Rosa María Mateo) cuando los componentes de su equipo se caracterizan por pertenecer a una determinada corriente ideológica. Difícilmente puede evitar la etiqueta de "sectaria" cuando relega a funciones irrelevantes, o de segundo orden, al personal fijo de RTVE sin tener en consideración su carrera profesional y experiencia acumulada a lo largo de muchos años (como usted) en la Casa".

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba