Economía

ING pierde la primera batalla contra el Santander por la 'Ciudad Financiera'

ING está analizando la sentencia dictada por el Tribunal de Reino Unido para determinar las posibles vías de apelación

Edificio de la Ciudad Financiera, en Boadilla del Monte (Madrid).
Edificio de la Ciudad Financiera, en Boadilla del Monte (Madrid). Efe.

El Banco Santander gana la primera batalla a ING por la disputa de 11,6 millones de euros de pago de intereses derivados de un 'swap' de un préstamo sindicado de la 'Ciudad Financiera'. El grupo holandés pretendía llevar esta disputa en los juzgados ingleses pero finalmente una jueza de Londres ha dictaminado que "la demanda se inscribe en el Reglamente de Insolvencia de la Unión Europea" y por lo tanto debe ser juzgado en un país dentro del marco europeo, previsiblemente en España. 

ING está analizando la sentencia dictada por el Tribunal de Reino Unido para determinar las posibles vías de apelación, ha confirmado un portavoz de la entidad a Vozpópuli.

En concreto, la jueza del Tribunal Superior Sara Cockerill rechazó la petición de ING, que basaba su acusación en el artículo 25 del Reglamento de Bruselas, que permite a las partes elegir dónde llevar a cabo el proceso en la Unión Europea.

ING pide al Santander 11,5 millones de euros en pagos de intereses de un 'swap' derivado de un préstamo sindicado que contrajo Marme Inversiones de 1.575 millones de euros con diferentes bancos europeos para adquirir la sede de Santander en Madrid en 2008.

El canje de dicha permuta financiera debía finalizar en agosto de 2023, pero el acuerdo contemplaba la opción de rescindir el contrato si la otra parte no cumplía con los pagos. Esto conllevaría a su vez al devengo de intereses desde la fecha de terminación anticipada hasta la fecha que se pagó la deuda.

La entidad finalizó el acuerdo de canje en noviembre de 2014 con Marme, lo que se tradujo en un pago por cancelaciones de 67 millones de euros más intereses a ING. En diciembre de 2019, el Santander pagó el monto total después de que se resolviera el concurso y se liquidara la sociedad, pero no los intereses derivados del 'swap' mencionado. Y es esto lo que reclama ahora ING. 

Otro pleito en España

Paralelamente, esta misma operación se está pleiteando en los tribunales españoles, pero por otro motivo. Una vez Marme desapareció, Santander accedió a cerrar la deuda más intereses incluidos. Sin embargo, Sorlina, la sociedad que adquirió Marme y que es propiedad del Santander, ha emprendido acciones legales para que ING devuelva los intereses, según adelantó El Confidencial. Estos intereses se elevarían hasta los 14,5 millones de euros, según ha podido saber Vozpópuli. ING se mantiene a la espera de que el Tribunal Supremo confirme si tiene derecho a conservar este pago.

El banco se escuda en que el Supremo dictó en 2019 dos sentencias en las que afirmaba que los acreedores privilegiados con garantía real no pueden cobrar intereses de demora desde que se inicia el concurso de acreedores, que en el caso de Marme fue en 2013.

La deuda de Marme generó unos intereses de 580 millones de euros con todos los bancos que firmaron el préstamo sindicado. El resto de entidades afectadas están pactando con el Santander una serie de quitas a cambio de recuperar parte de los intereses y renunciar a reclamaciones.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba