PIB

Los informes de Guindos apuntan a que el PIB mantuvo el pulso a final de año a pesar de la crisis catalana

La economía catalana tampoco se ha visto muy afectada por el desafío soberanista a pesar de lo que decían los expertos.

El ministro de Economía, Luis de Guindos.
El ministro de Economía, Luis de Guindos. EFE

El Instituto Nacional de Estadística (INE) publicará el avance del PIB en la parte final del año el próximo 30 de enero. Pero los informes que maneja el Ministerio de Economía nos pueden ayudar para saber por dónde van a ir los tiros. Según el último boletín, parece que el crecimiento de la economía se mantuvo fuerte en el cuarto trimestre a pesar de la crisis catalana.

"La información coyuntural más reciente confirma la prolongación del dinamismo de la actividad en los últimos meses del pasado año, a juzgar por la evolución de las ventas minoristas, los indicadores del sector turístico, los índices PMI de manufacturas y de servicios y la confianza del consumidor", señala el informe.

Y es que parece que la crisis catalana va a afectar menos de lo que apuntaban los más alarmistas, tanto a Cataluña como a la economía nacional. De hecho, el informe de Economía recoge las últimas estimaciones del Banco de España, que estimaban un crecimiento intertrimestral del 0,8%, la misma tasa que en el tecer trimestre.

Rajoy dijo la semana pasada que el PIB cerró 2017 con un incremento del 3,1%

Y presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que participó este martes en el foro 'Spain Investors Day', dijo que la economía había cerrado el año creciendo un 3,1%, la cifra prevista en la última actualización del cuadro macroeconómico. Incluso se atrevió a afirmar que la etapa expansiva actual de la economía puede ser la más larga de la historia.  

Tampoco parece que el secesionismo haya afectado mucho a la economía catalana, como presagiaban los más pesimistas. Según el indicador en tiempo real elaborado por la Autoridad Fiscal, Cataluña acabó 2017 creciendo al 0,8%-0,9% en el cuarto trimestre, casi el doble de lo que estimaban todos esos informes.

A mediados de diciembre todo el mundo económico daba por hecho que el PIB catalán crecería por debajo del 0,5% en el tramo final del año porque el efecto de la crisis catalana se llevaría por delante la mitad de su potencial. Y que incluso podría empezar a afectar ya a la economía nacional, aunque lo peor llegaría en 2018.

Fallos en las previsiones

El Gobierno, la propia Autoridad Fiscal, Funcas, BBVA Research, el Colegio de Economistas... muchos organismos dieron por hecho que tanto la economía catalana como la española acusarían y mucho el pulso secesionista. ¿Se equivocaron al hacer sus cálculos o querían presionar con el problema catalán? Es una pregunta difícil de contestar.

Lo que sí nos atrevemos a decir es que sus malos augurios no se van a materializar. Ni en el PIB catalán va a reducirse a la mitad, ni la comunidad se situará a la cola del crecimiento el año que viene ni España crecerá menos por culpa de Cataluña. De hecho, esta región es uno de los grandes motores del PIB español y puede seguir siéndolo en el futuro.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba