Economía

La inestabilidad de la familia Hidalgo acaba con la venta de su 'niña bonita' (Air Europa)

Globalia vive en continúa incertidumbre después de que el fundador, Juan José Hidalgo, delegase la dirección ejecutiva del grupo en su hijo Javier y la responsabilidad de Air Europa, el buque insignia de la empresa, en su hija María José. Un reparto de la compañía que ha provocado una gran rotación en los directivos ajenos a la familia 

Juan José Hidalgo, presidente de Air Europa y del grupo Globalia
Juan José Hidalgo, presidente de Air Europa y del grupo Globalia EFE

"Es un gigante gestionado como una pyme", explica una fuente cercana a Globalia. El imperio de los Hidalgo se ha convertido en uno de los referentes turísticos mundiales sin separar a la familia de los negocios. Hace tres años su fundador, Juan José Hidalgo, cedió la dirección ejecutiva a su hijo Javier y la responsabilidad de Air Europa a su hermana María José. Un reparto que ha estado marcado por la falta de entendimiento entre todos los miembros de la familia y una gran rotación de directivos ajenos a la familia.

Este lunes Globalia ha anunciado la venta de Air Europa a su máximo rival. Se trata de Iberia (IAG), una de las empresas a las que más ha criticado el 'patriarca' de los Hidalgo. "No tenemos que lamentarnos si Iberia no puede seguir en este país", explicaba hace pocos meses en TVE preguntado acerca de los problemas de su competidor con el Brexit. Hidalgo criticaba que la aerolínea del grupo IAG había tenido muchas ayudas gubernamentales y que había sido una empresa "muy mal gestionada".

Las disputas internas han podido con esta rivalidad. Según detallan fuentes cercanas a Globalia, las últimas reuniones del consejo han estado marcadas por las diferencias entre Javier y María José Hidalgo pese a que 2018 ha sido uno de los mejores años de la compañía. En 2018, Globalia ganó 80 millones de euros (en 2017 fueron 16,5 millones netos y en 2016 las pérdidas superaron los 17 millones). Sus ingresos se elevaron hasta los 4.000 millones y el resultados bruto de explotación fue de 160 millones, según comunicó la empresa.

Los analistas del sector justifican estos resultados a la gran apuesta que realizó años atrás Juan José Hidalgo por el mercado latinoamericano que, tras su retirada del puesto ejecutivo, está dando sus frutos. Así las cosas, las mismas fuentes aseguran que "es una empresa en la que se nota que la propiedad y la gestión no están bien fraccionadas. La venta de Air Europa todavía esta por ver si es buena o mala, lo que está claro es que era 'la niña bonita' del grupo".   

No tenemos que lamentarnos si Iberia no puede seguir en este país"

Juan José Hidalgo

Air Europa tuvo en 2018 unos resultados históricos, por primera vez rebasó los 11 millones de pasajeros transportados. Esta cifras de su aerolínea, unido a los signos de debilidad de la competencia, hacían prever que Globalia iba a volcarse en Air Europa. "Javier Hidalgo ha estado en los últimos años buscando una posible venta y la mejora del negocio reforzaba esta idea", detallan expertos conocedores del sector aéreo. 

Propiedad fragmentada

El accionariado de Globalia lo forman Juan José Hidalgo, el patriarca, con el 51,58%; Javier Hidalgo, con el 9,9%; Cristina Hidalgo, la otra hermana, con el 7,04%; María José, dueña del 5,14%, y la madre de los tres hijos, Avelina Gutiérrez, con el 5%. El restante 9% está en manos del hermano del fundador, Antonio Hidalgo.

La división familiar también ha provocado la salida de varios ejecutivos de la compañía. En abril de este año, se conocía la salida del director general, Juan Arrizabalaga, tras seis meses en el cargo. Arrizabalaga había sustituido a Pedro Serrahima que tampoco llegó al año en la dirección de la empresa de los Hidalgo.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba