EXPORTACIONES

La industria española teme una ralentización de las exportaciones y vuelve al pesimismo de 2012

Los fabricantes de automóviles son los más pesimistas y pronostican una caída de sus ventas

Imagen de archivo
Imagen de archivo

Las empresas españolas que exportan sus productos al extranjero muestran la actitud más pesimista respecto a la evolución de sus ventas al exterior de los últimos siete años, pues temen una caída de las ventas provocada por la menor demanda externa, la mayor competencia de precios y el encarecimiento de las materias primas.

Según recoge la Encuesta de la Coyuntura de la Exportación del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, a cierre de 2018 sólo un 28% de las empresas exportadoras cree que sus ventas aumentarán en 2019 (frente al 37,5% que lo pensaba en el cuarto trimestre de 2017 y el 34% de ese mismo periodo de 2016). 

Frente a este descenso, ha aumentado hasta el 24,3% el número de compañías que creen que sus ventas caerán en los próximos meses, el dato más alto desde 2014.

Por todo ello, el nivel de optimismo de las exportadoras -en un índice que va de -100 a +100- es de 8,9 puntos, el valor más bajo en un cuarto trimestre desde el año 2012.

¿Cuáles son las razones? Por un lado la demanda externa no será tan fuerte y, por otro, las empresas acusan una mayor competencia en precios, un encarecimiento de las materias primas y un elevado precio del petróleo -que influye directamente en el transporte o envío de bienes-.

Este pesimismo, además de confirmar la desaceleración prevista en la economía española, se refleja también en la evolución del empleo en las actividades ligadas a la exportación, ya que el índice que mide la contratación de personal ha bajado de 5,7 puntos en el tercer trimestre a 3,1 puntos.

El sector automovilístico, el más pesimista

Sin embargo, el grado de optimismo varía en función de los sectores económicos de las compañías. El sector automovilístico es el más preocupante, ya que es el único que presenta un índice negativo (-20,9), con lo que se muestra claramente pesimista y anticipa una caída de sus ventas al exterior.

De los demás, que se encuentran en terreno positivo, las menos optimistas son las exportadoras de semifacturas no químicas (0,9 frente al 10,4 del trimestre anterior), las empresas que fabrican bienes de consumo duradero (4,1 frente a 46,9) y las vendedoras de productos químicos (bajada hasta 6,5 desde 19,8).

Mejoran sus perspectivas, sin embargo, las exportadoras de alimentación, bebidas y tabaco (de 20,0 pasan a 29,4), las de productos energéticos (de 28,4 a 33,7) y las de manufacturas de consumo (de 14,4 a 16,0).

En cuanto a los mercados de destino, la tendencia también es "desfavorable", según las conclusiones de la encuesta, ya que hay un incremento del número de empresas exportadoras que cree que exportará menos a todos los destinos.

Dentro de la zona euro, el país que lideró las compras de productos españoles en el cuarto trimestre de 2018 fue Francia (un 75,8% de las exportadoras vende a ese país), seguido de Alemania (64,3%), Italia (49,0%) y Portugal (43,0%).

Fuera de esa zona, Reino Unido es el país al que más se exporta (67,7%), seguido de Polonia (44%) y República Checa (27,8%).

Por continentes, de América del Norte lideran las exportaciones a EEUU (92,7%); de Latinoamérica a México (56,8%) y Brasil (41%); de Asia a China (61,9%) seguida a mucha distancia de India (24,6%) y Japón (23,8%); y de África a Marruecos (62,7%), Sudáfrica (32,8%) y Argelia (31,8%).

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba