IMPUESTOS

Sánchez dificulta el acceso a la vivienda a los jóvenes al olvidar las exenciones

Cuando el Impuesto sobre las hipotecas lo pagaba el cliente existían bonificaciones y deducciones en muchas comunidades para los menores de 36 años, pero ahora que lo pagará la banca no se mantendrán

Cartel de 'busco piso'.
Cartel de 'busco piso'. Tere García

El Real Decreto del Gobierno que ha corregido la sentencia del Tribunal Supremo y ha decidido que desde ahora sea la banca la que afronte el pago de los impuestos sobre los Actos Jurídicos Documentados (AJD) de las hipotecas no ha tenido en cuenta las exenciones que existían en la mayor parte de comunidades cuando el tributo lo pagaba el cliente y uno de los colectivos perjudicados es el de los jóvenes.

La competitividad partidista por ver quién abanderaba la idea y se anotaba el tanto llevó al Gobierno a actuar con demasiada precipitación, lamentan algunos colectivos como los asesores fiscales, y a caer en errores técnicos a la hora de presentar un Real Decreto que corrige una sentencia “que ni siquiera es pública” y que, cayendo en la hipérbole, podría ni existir.

El Ejecutivo no se ha preocupado por los jóvenes que contaban con deducciones o bonificaciones en algunas comunidades para poder obtener un préstamo hipotecario para adquirir una primera vivienda, pues ahora que serán los bancos los que paguen el impuesto esta bonificación no existirá. 

Muchas situaciones quedan "desamparadas", advierte la Asociación Española de Asesores Fiscales

Es cierto que ni los jóvenes ni los mayores de 36 años tendrán que asumir el pago del tributo -sobre el papel, pues se teme que la banca repercuta el impuesto vía diferenciales o comisiones-, pero si la banca no tiene ningún incentivo fiscal para dar crédito a los jóvenes, que son tradicionalmente un colectivo menos solvente, podrían cerrar el grifo de las hipotecas para ellos o bien incrementarles considerablemente los tipos de interés. 

Muchas situaciones quedan desamparadas (los hipotecados de viviendas protegidas, las cooperativas de vivienda, los sujetos menores de 30 años, etc.) todo eso queda sin contenido. Era necesaria una reflexión mayor”, lamenta Ignacio Arráez, delegado de Madrid-Zona centro de la Asociación Española de Asesores Fiscales ante la prensa.

Gestión autonómica

Hasta la fecha, la recaudación y la fijación de características del Impuesto sobre los AJD estaba cedido a las comunidades autónomas, con lo que cada una de ellas podía establecer sus tipos impositivos y las exenciones que considerara.

En algunas de ellas como Andalucía, Canarias, Castilla y León, Cataluña, Galicia o la Región de Murcia, existían tipos reducidos (que oscilaban entre el 0,01% y el 0,5%) para los menores de 36, 35 o 33 años en función de la región, lo que fomentaba el acceso a la vivienda para los jóvenes.

A partir de ahora este tributo seguirá siendo recaudado por las comunidades autónomas, por lo que seguirán teniendo potestad para marcar los tramos y condiciones, pero tal y como precisó la secretaria de Estado de Hacienda, Inés María Bardón, ante la prensa en el Senado, deja de tener sentido que existan estas exenciones.

Esas salvedades "ya no tienen razón de ser, dado que la normativa estatal cambia el sujeto pasivo, antes eran ciudadanos y ahora son entidades financieras, por lo que ya no tienen cabida", explicó.

Por su parte, José María Mollinedo, secretario general de los Técnicos de Hacienda (Gestha), apunta a Vozpópuli que "ya no tiene sentido que se mantengan esos incentivos fiscales" y señala que tampoco deberían mantenerse las exenciones para los préstamos hipotecarios concedidos a fundaciones, partidos políticos, la Iglesia, etc., que hasta ahora no tenían que pagar el tributo.

¿Qué casa puedes comprarte?:

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba