IMPUESTOS

Hacienda se fija en los colegios concertados: las donaciones no lo son y deben tributar

Los padres no deben deducirse ese pago en la declaración de la renta como donaciones porque no lo son, y los colegios deben tributar por esos ingresos vía Impuesto de Sociedades

Imagen de un pasillo de colegio.
Imagen de un pasillo de colegio. Javier Martínez

La Agencia Tributaria ha empezado a revisar las cuotas que los padres de alumnos de colegios concertados pagan mensualmente en concepto de donativos y de las que se desgravan en la declaración de la renta, ya que no considera que sean realmente una donación.

El Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF) lo ha avanzado en una presentación ante la prensa en Madrid, al explicar que ya se ha dado un caso en el Principado de Asturias en el que la Agencia Tributaria ha denegado una deducción al considerar que no se trata de una donación

Los donativos permiten una deducción fiscal de hasta el 75% para los primeros 150 euros y un 30% para el resto de la donación pero, según una sentencia del Tribunal Supremo de 1995, se considera que "existe donación desde el momento en que aparece la transmisión de un bien gratuitamente, sin ánimo de lucro por parte del donante, y es correspondido por el ánimo de aceptarlo a título de liberalidad por el donatario".

Sin embargo, Hacienda cree que estas cuotas que presuntamente se donan a los colegios concertados -que deben garantizar por definición una educación gratuita- son ingresos adicionales para los centros y se lucran con ellas. 

El hecho de que estas cuotas se paguen únicamente durante el curso escolar (de septiembre a junio), que dejen de abonarse cuando el alumno termina los estudios, que se paguen de forma proporcional al número de hijos y de forma periódica, "hace pensar que no son una donación", apuntan

"Se considera que las entregas que realizan los padres de los alumnos, tienen causa directa en los servicios de enseñanza recibidos y, poca duda cabe, que de no darse esta condición no existirían dichas entregas", señala la Agencia Tributaria en un documento al que ha tenido acceso Vozpópuli, en el que concluye que "de los requisitos para considerar los pagos como donativos se considera que se incumplen los dos".

Daños colaterales 

Si estas cuotas dejan de ser consideradas donaciones, la derivada será que los centros deberán declarar por estos ingresos adicionales en el Impuesto de Sociedades, lo que aumentaría la recaudación fiscal del Estado de forma considerable, dado el elevado número de centros de este tipo y de alumnos que existen en España. 

La REAF lo ejemplifica con el caso de un padre que se había donado al centro escolar 49 euros mensuales por cada uno de sus dos hijos y había conseguido beneficiarse de una deducción fiscal de 4.500 euros al año. 

No obstante, dado que Hacienda ha empezado a fijarse ahora en esta cuestión, no hacen una recomendación formal de que los padres dejen de intentar deducir estas cuotas como donaciones, pero alertan de que podrían negarles esta posibilidad. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba