Economía

El Tribunal Constitucional tumba la regulación del pago del Impuesto de Sociedades

Lo puso en marcha el Gobierno del PP en 2016 para poder captar fondos de forma inmediata y cumplir con el objetivo de déficit que le pedía Bruselas

El Tribunal Constitucional.
El Tribunal Constitucional. Efe

El pleno del Tribunal Constitucional ha decidido por unanimidad declarar inconstitucional el método de pago fraccionado mínimo del Impuesto de Sociedades, que obliga a las empresas multinacionales a tener retenido un 23% de su tesorería de forma permanente y permite al Gobierno financiarse gratuitamente.

El sistema, en funcionamiento desde 2016, consistía en que las grandes empresas están obligadas a efectuar cada año tres pagos (en marzo, septiembre y noviembre) a las arcas públicas en los que adelantan un 23% de su resultado contable a nivel global (lo que han ganado en España y en todos los países en los que operan), a pesar de que en esos lugares ya pagan los correspondientes impuestos y de que el Impuesto sobre Sociedades sólo se aplica a las ganancias obtenidas en España.

Al año siguiente, Hacienda calcula lo que debería haber pagado esa empresa de Sociedades en el país y le hace una devolución de las cantidades que ha ingresado de más, con lo que de esa forma se financia gratuitamente, sin tener que pagar intereses como haría en caso de financiarse vía deuda.

Ante las voces discordantes de abogados especializados en derecho fiscal -como Ángel García Ruiz, socio del área Tributaria de Garrigues- la Audiencia Nacional planteó una cuestión de inconstitucionalidad debido a que este método de pago afecta negativamente a la capacidad económica de las empresas y también por el hecho de que el Ejecutivo de entonces utilizara la forma del real decreto-ley para legislar en impuestos.

Buena noticia para el Ibex

Esta práctica "genera una fuerte tensión en la tesorería de los grupos españoles ya que un 23% (25% para bancos y empresas de hidrocarburos) del resultado contable está permanentemente retenido", explicaba Javier Vinuesa, socio de Fiscal del despacho Gómez-Acebo & Pombo, a Vozpópuli.

"Esto se agrava en el caso de algunas sociedades holding (con importe neto de la cifra de negocios superior a 10 millones) que normalmente tienen la mayoría de sus rentas exentas y sin embargo tienen que hacer frente a los pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades", añadía el experto.

Esta medida se aprobó con el único objetivo de que el Gobierno pudiera disponer de "fondos de manera inmediata" para poder cumplir con los objetivos de reducción de déficit público que le había impuesto a España la Comisión Europea, según explicó el Gobierno de Mariano Rajoy en la Exposición de Motivos que acompañaba al Real Decreto-ley 2/2016.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba