Energía

Iberdrola arrasa en la subasta de redes de Brasil y compromete una inversión de 1.350 M.

La eléctrica española se llevó cuatro de los lotes de mayor tamaño de los 16 subastados, que suponían una inversión total de unos 3.000 millones. Con esta operación, Iberdrola se desquita un tanto de la frustrada adquisición de Eletropaulo, comprada por Enel, para crecer en Brasil

Ignacio Galán, presidente de Iberdrola
Ignacio Galán, presidente de Iberdrola EFE

Iberdrola dio este jueves un gran paso adelante en la consolidación de Brasil como uno de sus mercados de referencia tras convertirse en la gran protagonista de la gran subasta de redes en el país sudamericano. Su filial Neoenergia se ha llevado cuatro grande lotes de los 16 que se ponían en juego y lo ha hecho con una agresiva apuesta en la que ha comprometido una inversión de unos 1.350 millones de euros al cambio.

La compañía se ha llevado el lote 1, que acapara prácticamente la mitad de la inversión total que pondrá encima de la mesa, e incluye casi 1.100 kilómetros de líneas eléctricas. En total, Neoenergia se ha hecho con algo más de 3.000 kilómetros de líneas situadas en seis estados del país: Paraná, Santa Catarina, Rio Grande do Sul, Rio de Janeiro, Minas Gerais y Espirito Santo.

En total, el Gobierno subastaba algo más de 7.150 kilómetros de líneas eléctricas en este proceso.

El volumen de la inversión y la magnitud de las redes se explican por el hecho de que se trata de la mayor subasta de redes en la historia de Brasil. De hecho, el volumen con el que se ha hecho la filial de Iberdrola supera la totalidad del que tiene ahora mismo en cartera, que asciende a unos 2.500 kilómetros de líneas eléctrica y 28 subestaciones distribuidas por nueve estados.

Descuentos de hasta el 60%

De hecho, la subasta, celebrada en la Bolsa de Sao Paulo, ha llamado la atención por la lucha sin cuartel que han librado los interesados en hacerse con los lotes, lo que han hecho que algunos se hayan adjudicado con un descuento del 60% en relación con la remuneración máxima ofrecida por el Gobierno local.

Un caso parecido ha sido precisamente el del lote 1, que finalmente ha ido a parar a Neoenergia tras una sucesión de ofertas y contraofertas que han acabado con una ganadora que presenta un descuento superior al 57%. Los precios de los lotes 2 y 3, que también fueron adjudicados a la filial de Iberdrola, reflejaron unos descuentos del 45% y el 47%, respectivamente.

Las concesiones por parte de la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (Aneel), el organismo regulador brasileño, contemplan una duración de 30 años. 

Golpe de efecto en Brasil

Tras la celebración de la subasta, la compañía que preside Ignacio Galán logra dar el golpe de efecto que buscaba desde hace tiempo en Brasil. Tras la fusión de las dos compañías que controlaba en el país, Elektro y Neoenergía, Iberdrola trató de sacar a Bolsa parte de la empresa resultante, con el fin de dar salida al resto de socios minoritarios, aunque finalmente tuvo que suspender la operación debido a que el mercado no presentaba una demanda suficiente para dar a la compañía el precio al que querían salir los accionistas.

Posteriormente, Neoenergia trató de ganar tamaño con la adquisición de la distribuidora Eletropaulo, una operación que se frustró por la aparición de la italiana Enel, matriz de Endesa, que terminó por imponerse en la guerra de ofertas y llevándose la compañía a un precio desorbitado.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba