PENSIONES Oportunidad para la banca: 1,3 millones de jubilados quieren hipotecas inversas

Ninguna entidad comercializa este producto por el momento, pero el Banco de España defiende que es una buena solución para obtener liquidez en la jubilación

Imagen de archivo de dos jubilados.
Imagen de archivo de dos jubilados. Tere García

A las entidades bancarias se les presenta una nueva oportunidad de negocio: volver a comercializar en España las hipotecas inversas, un producto que 1,3 millones de españoles de entre 42 y 62 años están dispuestos a contratar el día que se jubilen para complementar la pensión pública que recibirán de la Seguridad Social, ya que creen que ésta será insuficiente para mantener su nivel de vida. 

Así se desprende de la VII Encuesta del Instituto BBVA de Pensiones, presentada este martes, sobre cómo se prepara para su jubilación la generación del babyboom (los nacidos entre 1957 y 1977), en la que se recoge que sólo un 42% de los españoles de entre 42 y 62 años cree que con sus ingresos vivirá sin aprietos durante su vejez, es decir, sólo 6,2 millones de personas de los 14,89 millones que hay en España en esa franja de edad, según los datos de población del Instituto Nacional de Estadística (INE), actualizados a 1 de enero de 2019.

La encuesta del Instituto de Pensiones de BBVA revela que un 54% de los miembros de la generación del babyboom (8,04 millones) tiene una casa en propiedad y, de ellos, un 61% (4,9 millones) estaría dispuesto a utilizar su vivienda habitual para conseguir dinero para obtener ingresos durante su vejez. De las distintas vías para conseguir monetizar la vivienda, un 35% preferiría venderla e irse a vivir a otra parte mientras que un 27% (1,32 millones) optaría por "hipotecarla como garantía de una renta vitalicia", es decir, recurrir a una hipoteca inversa. 

¿Qué es una hipoteca inversa?

Las personas que contratan una hipoteca inversa reciben un préstamo bancario, avalado con su vivienda, pero no pierden la casa ni dejan de ser propietarios de ella. Reciben el dinero concedido de una sola vez o bien mediante mensualidades vitalicias a un tipo de interés habitualmente fijo.

Cuando el dueño de la casa fallece, sus herederos reciben la casa con la deuda acumulada y deben devolver al banco la cuantía del préstamo más los intereses (lo que suelen hacer es vender la casa y saldar la deuda). En caso de que renuncien a la herencia, el banco se queda con la vivienda.

La persona que tiene una hipoteca inversa no pierde derechos como la posibilidad de vender la vivienda (puede venderla y cancelar el préstamo con el banco), o alquilarla al tiempo que recibe la cuantía de la hipoteca.

Ningún banco la comercializa en España

Actualmente, en España, sólo comercializa la hipoteca inversa la consultora Óptima Mayores, que vende un producto diseñado por la entidad portuguesa BNI Europe, a un tipo de interés de entre el 5 y el 6%. El único banco que no ha descartado la posibilidad de comercializarlo es Unicaja, según adelantó Vozpópuli, y podría convertirse en la primera entidad en rescatar este producto

El Banco de España ha respaldado la vuelta al mercado de este producto, ya que cree que es una buena opción para dar liquidez a las personas mayores cuando llegan su jubilación.

Aunque el Instituto de Pensiones de BBVA ha reiterado en más ocasiones que la hipoteca inversa es una buena alternativa para la jubilación, fuentes del banco aseguran que la entidad ahora no está trabajando en eso. "No hay nada al respecto", zanjan, y explican que el Instituto es "independientes del banco" y hace "estudios académicos".

BBVA y CaixaBank fueron las únicas entidades que comercializaron la hipoteca inversa hace cinco años.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba