El Corte Inglés

Las herederas de Isidoro Álvarez cierran su sociedad patrimonial tras perder 1,7 millones

La sociedad vinculada con El Corte Inglés, Patrimonial Zurbarán, ha anunciado su disolución voluntaria. Una patrimonial que controlaban Marta Álvarez, María Josefa Guil y Cristina Álvarez 

Marta Álvarez, presidenta de El Corte Inglés en la Junta de Accionistas
Marta Álvarez, presidenta de El Corte Inglés en la Junta de Accionistas El Corte Inglés

Patrimonial Zurbarán se encuentra en disolución voluntaria. Según se anuncia en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (BORME), esta sociedad patrimonial cesa su actividad tras la decisión de las herederas de Isidoro Álvarez, expresidente de El Corte Inglés, que eran hasta la fecha sus únicas administradoras.

Marta Álvarez, presidenta de El Corte Inglés, María Josefa Guil, viuda de Isidoro Álvarez, y María Josefa Guil han abandonado su cargo como administradoras de Patrimonial Zurbarán. Un relevo que toma Íñigo Álvarez-Valdes, marido de Cristina Álvarez, que, según detalla el BORME, asume el cargo de administrador único de la sociedad y encargado de su liquidación. 

Los motivos de ladisolución se desconocen, ya que Vozpópuli ha intentado sin éxito conocer a través de la sociedad y El Corte Inglés. Fuentes cercanas a la cadena de grandes almacenes explican que en esta sociedad se incluyen una parte de los inmuebles, como casa o fincas, que estaban vinculados a la menor de las hijas de Isidoro Álvarez. 

Según las últimas cuentas publicadas en el Registro Mercantil por parte de Patrimonial Zurbarán, a las que ha tenido acceso este medio a través de Insight View, su beneficio pasó de los 128.596 euros en 2017 a unos números rojos de 1,7 millones de euros en 2018. 

Protagonista en la junta

Patrimonial Zurbarán es una de las sociedades que aparecían en la polémica junta de accionistas la sociedad IASA, dueña del 22% de El Corte Inglés. Los tíos de Marta y Cristina, César y María Antonia Álvarez, les acusaron el año pasado de que las herederas de Isidoro Álvarez habían realizado una reducción de capital de 121 millones a 50.000 euros a sus espaldas.

Entre los puntos del orden del día de dicha junta de accionistas de IASA aparecía la reducción de capital de las sociedades vinculadas al grupo: Fuentelamora, Astural Caza Menor y Patrimonial Zurbarán. La Justicia finalmente dio la razón a la presidenta y a la consejera de El Corte Inglés ante las acusaciones de sus familiares. 

Esta última patrimonial se constituyó en diciembre de 1989. El domicilio social en su fundación se situaba en la calle de Hermosilla 112, en Madrid, oficinas centrales de El Corte Inglés. No obstante, según un acuerdo de los apoderados en 2009, se decidió trasladar su sede al otro lado del Paseo de la Castellana, en Marqués del Riscal número 11. Su actividad, según explica la propia compañía, se centra en la gestión y administración de propiedad inmobiliaria.

Esta gestión generado unos ingresos de 1,6 millones de euros durante los últimos tres años, según detalla la herramienta Insight View. Esta sociedad contaba con alguno de los miembros históricos de El Corte Inglés entre sus apoderados, como es el caso de Carlos Martínez Echavarría o el exresponsable de seguridad de los grandes almacenes Juan Carlos Fernández-Cernuda.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba