Economía

Heineken no consigue compensar en los bares su 'exclusión' de Mercadona

La cervecera detalla a sus inversores que en 2019 ha sufrido en España una caída del volumen porque ha sufrido una salida "parcial" en "un gran distribuidor" 

Cerveza Heineken
Cerveza Heineken

Heineken ha confirmado a sus inversores lo que lleva avanzando trimestre a trimestre: Mercadona ha castigado su negocio en España en 2019. La cervecera holandesa explica que, pese a su mejora en los bares, ha sufrido una ligera caída del volumen de cerveza en este mercado debido a una "exclusión parcial" en un "gran distribuidor".

Pero la empresa no nombra directamente a la cadena de Juan Roig. "La relación con Mercadona ha ido evolucionando de menos a más", explican fuentes cercanas a Heineken preguntadas por este comunicado. "Y siendo cierto que tuvimos desreferenciaciones a comienzo del año en el segundo semestre hemos ido recuperando surtido paulatinamente acabando con una tendencia creciente en el último trimestre", añaden. 

Pero estas "desreferenciaciones" en Mercadona van acompañadas de problemas con un segundo distribuidor. "DIA, con su nueva estrategia de disminución de surtido, nos ha impactado desde el mes de agosto muy negativamente con caídas de doble dígito en las ventas", aseguran desde la cervecera. "A las decisiones de surtido se han unido también el cierre de 300 tiendas y descenso del número de franquiciados", matizan.

Pese a la doble crisis que apuntan desde Heineken a este medio, las miradas siguen estando en Mercadona. La mención al "gran distribuidor" que detalla a sus inversores apunta al líder que controla el 25,5% de del mercado y triplicando a su perseguidor. Un perseguidor que es Carrefour, con un 8,5% del mercado, y el gran aliado de Heineken entre los principales distribuidores españoles por incluir todas las referencias de su portfolio en sus lineales.

DIA, por su parte, lleva dos años instalado en la tercera posición con una cuota que ronda el 7%. Su estrategia incluye un reparto igualitario de marcas blancas y de fabricante. Mientras que Mercadona, a diferencia de sus perseguidores, le entrega la mayoría de su espacio a la enseña propia. Su surtido cervecero es corto y, desde el verano de 2018, plagada de una nueva selección de marcas blancas que dejan poco espacio a la oferta de Mahou, Damm, Estrella Galicia o Heieneken.

Enemigos íntimos

No es de extrañar que trimestre a trimestre Heineken haya comunicado al mercado que su negocio español está golpeado porque en el sitio donde compran uno de cada cuatro españoles no están sus referencias. Y, la única que aparece, que es la original, está escondida entre marcas blancas. Alguna de ellas, como la Falke 0,0 fabricada por la propia Heineken.     

Unos argumentos que explican la protesta del dueño de Cruzcampo. "En España, el volumen de cerveza disminuyó ligeramente, con el crecimiento en el on trade (hostelería) por una exclusión parcial en un gran minorista", define en sus resultados anuales.

Aunque no todos son malas noticias. "Nuestra cartera de cervezas artesanas y la sidra (Ladrón de Manzanas) crecieron a doble dígito y la cartera premium en un solo dígito", añaden. Un crecimiento que no llega por Mercadona, ya que allí no se venden. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba