Cerberus El rescate de WeWork complica la venta de Haya a Centricus

Las conversaciones entre el fondo británico y el 'servicer' de Cerberus se han enfriado por culpa de SoftBank

Coworking de WeWork en Nueva York.
Coworking de WeWork en Nueva York. WeWork

El rescate de WeWork realizado por SoftBank este mismo mes complica la venta de Haya Real Estate, según ha podido saber Vozpópuli por fuentes conocedoras del acuerdo. Aunque parezca imposible, estas dos operaciones están conectadas. Y es que Centricus, el fondo mejor posicionado, depende directamente del conglomerado japonés y la compra del 80% del gigante del coworking ha dejado a la firma británica en 'jaque' durante varios días, lo que ha provocado que las conversaciones en España se hayan enfriado e incluso se haya llegado a hablar de cancelación.

El fondo Centricus se había quedado sólo en la puja por el servicer de Cerberus y todo parecía indicar que se lo iba a llevar, sobre todo por la premura que tiene el fondo norteamericano con esta operación. Pero la firma nipona torpedeó los planes al elevar su participación en el gigante del coworking y tras hacer un sobreesfuerzo económico. SoftBank ha tomado el control de la compañía fundada por Adam Neumenn tras realizar una inversión de 4.500 millones de dólares, adicionales a los 1.300 millones que ya se habían comprometido.

Fuentes del mercado han explicado a este medio que esta semana se han retomado las conversaciones, por lo que es probable que aún haya una oportunidad para colocar la inmobiliaria al mismo comprador del que se ha hablado. A este respecto, ni Haya Real Estate ni Cerberus han querido hacer declaraciones. 

La operación en España, que estaba siendo asesorada por City y Arcano, estaba valorada en unos 700 millones de euros, una cifra mucho más baja comparada con la operación norteamericana, pero con cierto riesgo, pues supone la primera inversión de Centricus en este país.

La valoración de Haya está por debajo de su importe inicial. Cerberus pretendía sacar a Bolsa la compañía y conseguir levantar unos 1.000 millones de euros. Pero la mala acogida de la promotora Metrovacesa por parte del mercado de capitales frenó los planes del fondo, que estaba siendo asesorado en esta ocasión por Rotschild.

Cerberus cuenta con otros dos candidatos para la venta del servicer, así que es posible que algunos de los dos termine por cerrar el acuerdo. Estos son DoBank, que controla el 85% de Altamira, y el fondo americano Centerbridge.

Desinversión de Cerberus

La salida del fondo norteamericano de Haya es el paso natural en este tipo de inversiones. Cerberus lleva en el capital de la inmobiliaria más de seis años. El gran problema con el que se ha encontrado el fondo es la gestión de los activos de Sareb, que se firmó en enero de 2015 y que vence este mes de diciembre, con posibilidad de renovación.

Este mandato tenía el encargo de gestionar 50.000 préstamos procedentes de Bankia valorados en 33.000 millones de euros (18.000 millones en términos netos). Y a día de hoy sigue gestionando 24.000 millones, que suponen un 60% de su volumen de activos gestionados.

Haya RE perdió 22,4 millones de euros en el primer semestre de este año, frente al beneficio de 2 millones de euros obtenido en 2018. El servicer facturó 118,6 millones de euros procedente de la venta de activos valorados en 1.692 millones de euros, lo que supone un retroceso del 9% interanual. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba