Economía

Siete guiños electorales del Gobierno en los presupuestos a 14 meses de las autonómicas

El ejecutivo no sabe si estos presupuestos serán los únicos que pueda aprobar antes de esos comicios, dada la negativa del PNV a apoyar los PGE 2019 "hasta que no se acabe con el 155".

Montoro junto con Alberto Nadal (d.), su secretario de Estado de Presupuestos, y José Enrique Fernández Moya, su s.e. de Hacienda
Montoro junto con Alberto Nadal (d.), su secretario de Estado de Presupuestos, y José Enrique Fernández Moya, su s.e. de Hacienda EFE

El gobierno de Mariano Rajoy ha presentado este martes, como estaba previsto, su proyecto de presupuestos generales del Estado para 2018, unos PGE que llegan con mucho retraso sobre el calendario previsto debido al bloqueo parlamentario y que, a 14 meses de las elecciones autonómicas y municipales de mayo de 2019, son más expansivos de lo que estamos acostumbrados en los últimos años y contienen una buena cantidad de guiños electorales. La posibilidad de que el PNV no apoye los PGE para 2019 (el apoyo para 2018 ha supuesto miles de millones de euros del presupuesto general para los vascos a cambio de 5 escaños) hace de estos presupuestos tal vez los que presentará el PP en el año electoral donde se lo juegan todo.

Estos han sido los principales guiños pensando en las urnas del Ministerio de Hacienda comandado por Cristóbal Montoro:

1. La subida de sueldo a los funcionarios

Un 1,75% más cobrarán este año los funcionarios. Los sindicatos de la función pública han conseguido arrancar a Montoro este acuerdo para recuperar parte de su poder adquisitivo. Los funcionarios fueron uno de los grupos afectados por los recortes del año 2009 junto con los pensionistas y desde entonces han visto congelado su sueldo. El Gobierno se ha comprometido a subirles el sueldo hasta un 8,79%.

2. Subida de pensiones

"Son unos presupuestos pensados para los pensionistas", ha dicho Montoro sin ningún pudor este martes. Y es que junto con los empleados públicos, los jubilados son el otro granero de votos al que el Partido Popular quiere seguir acudiendo para garantizarse no perder el poder autonómico y municipal en 2019. Se incorpora la revalorización del 0,25% en las pensiones pero además, se añaden rebajas de IRPF que supondrán que un 75% de los jubilados vaya a cobrar más.

Por ejemplo, en el caso de las pensiones de viudedad, Montoro ha dicho que se subirá de media 450 euros al año a cada pensionista. De igual modo, las mínimas subirán 250 euros y las pensiones de hasta 12.040 subirán 100 euros de media al año.

También se incluye una subida del 3% para las pensiones no contributivas, casi medio millón de personas.

3. Más dinero para trenes, sobre todo AVE

Pocas cosas se han utilizado más como arma electoral que las inversiones en trenes de alta velocidad durante los últimos 20 años. Conocedores de su buena venta en las urnas, el gobierno del PP no se ha querido olvidar del AVE: "Durante 2018 se mantendrá el impulso a la red de alta velocidad, para seguir avanzando en la construcción de las infraestructuras pendientes de finalización y en el estudio de aquellos tramos aún sin una definición concreta, y ello con el fin de extender sucesivamente los beneficios de una red de estas prestaciones a una mayor proporción de la población, concretándoselas actuaciones en los siguientes corredores".

En todas las actuaciones de tren se destinarán 3.727 millones de euros lo que supone un 22% más.

4. Ayudas a paternidad y maternidad

Este año comenzó con la ampliación del permiso de paternidad para los padres de 15 días a un mes (una medida que se atribuyó Ciudadanos) y para estos presupuestos están previstas ayudas para que las familias con hijos de 0 a 3 años puedan pagar la guardería, que se articularán a través de un impuesto negativo.

De igual modo, se incluye una ayuda a la natalidad de 600 euros más que se dará en la declaración del IRPF.

5. Sube la partida para dependencia

El gobierno del PP también ha aumentado las partidas para dependencia, la partida más cuantiosa de la política de Servicios Sociales. Según sus palabras se hace un "incremento importante en los gastos de dependencia, de 46 millones de euros para nivel mínimo de dependencia, hasta alcanzar los 1.401 millones de euros". Aunque dependencia fue una bandera del Partido Socialista de Rodríguez Zapatero, y aunque sus partidas han sufrido durante los años de crisis, en este momento el Ejecutivo aprovecha los buenos datos de recaudación para ganar adeptos por esta vía.

6. Ofertas de empleo público

El aparato estatal puede y debe seguir creciendo en número de personas, piensa el Ejecutivo, y en esa línea ya anunció en diciembre del año pasado "la mayor oferta de empleo público en 15 años". El mayor número de plazas será para la Policía, con 3.000 de acceso libre y 200 de promoción interna. Para la Guardia Civil se han previsto 2.095 plazas de acceso libre y 480 de promoción interna, en tanto que para las Fuerzas Armadas hay previstas 767 plazas de acceso libre y 984 de promoción interna.

7. Rebaja del IRPF

'Last but not least', en el impuesto para la renta se han incluido algunos cambios para favorecer a los contribuyentes, y posibles votantes, de menores rentas. Por ejemplo, en el IRPF se eleva el umbral de tributación desde los 12.000 euros actuales hasta los 14.000 euros, de manera que quienes cobren un salario comprendido en este tramo dejarán de tributar por IRPF, lo que costará 700 millones anuales al erario. También se rebaja el impuesto para salarios brutos de entre 14.000 y 18.000.

Según los cálculos del Gobierno, la rebaja supondrá un ahorro medio de 440 euros al año para 3,5 millones de contribuyentes, de los cuales cerca de un millón son pensionistas.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba