Economía

La guerra del taxi vuelve con más fuerza que nunca tras el 'decretazo' de Ábalos

El sector ha radicalizado su discurso tras su victoria en el Congreso. Su objetivo a corto plazo es que la Generalitat y la Comunidad de Madrid cedan a su presión y corten las alas a las VTCs. Una contienda que promete ser más punzante que la vivida en 2018

Manifestación de taxistas en las inmediaciones del Congreso de los Diputados
Manifestación de taxistas en las inmediaciones del Congreso de los Diputados EFE

El taxi vuelve a las portadas de los periódicos. Aunque, tras un 2018 de protagonismo, los lectores parecen haberse aburrido del tema. No obstante, el sector promete en este nuevo año capítulos más animados para la alegría de los amantes de las emociones fuertes y la tristeza de los representantes políticos. Esto es así. La guerra del taxi vuelve con más fuerza que nunca tras el controvertido 'decretazo' que lideró el ministro de Fomento, José Luis Ábalos

Un decreto sobre la regulación de las licencias de vehículos de alquiler con conductor (VTC), aquellas que utilizan plataformas como Uber y Cabify para operar, que fue convalidado por el Congreso en octubre. No obstante, la Cámara baja lo está tramitando como proyecto de ley por la vía de urgencia para que pueda ser modificado a través de enmiendas. 

Pero, pese a este proceso, las comunidades ya pueden empezar a regular sobre las VTC. Una situación que es el principal objetivo del decreto de Ábalos y el mayor deseo del sector del taxi, eso sí, el límite es que ninguna comunidad podrá eliminar ninguna licencia hasta 2022. Sin embargo, las administraciones no han dado ningún paso en este sentido, para disgusto de los taxistas. 

"Todo este proceso ha servido para que las ramas más moderadas del taxi hayan sufrido una sangría de socios"

Este escenario es el principal culpable de que la 'guerra' vuelva a la escena más feroz que nunca. La aprobación del decreto fue festejada por gran parte del sector del taxi como una victoria definitiva frente a los 'intrusos' de las VTCs. Pero, cerca de tres meses después, no ha habido ningún medida oficial para regular este servicio, incluso, han llegado más licencias para operar con Uber y Cabify a través de los tribunales. 

"Todo este proceso ha servido para que las ramas más moderadas del taxi, como Federación Profesional del Taxi y Gremial, hayan sufrido una sangría de socios", exponen fuentes del sector. "Una evidencia de como ha calado el mensaje de 'los sindicatos de la calle', Elite Taxi o Caracol, que han vendido que Ábalos ha cedido gracias a su estrategia", añaden. En este sentido, el sector del taxi indica que esas líneas más moderadas van a 'radicalizarse' ante la nueva oleada de movilizaciones que se avecina. 

Mobile World Congress (MWC)

Para entender los próximos movimientos de esta guerra hay que retroceder a enero de 2018. El evento que lo marca todo es el Mobile World Congress (MWC) que se celebra Barcelona. Uno de los últimos 'megaeventos' que le quedan a la ciudad, tras la estampida que ha provocado la incertidumbre política de Cataluña. Su importancia, ahora más que nunca, es vital para la Ciudad Condal y el taxi lo sabe. 

Por ello, en 2018, Alberto Álvarez, también conocido como Tito, fundador de Élite Taxi y uno de los taxistas más mediáticos, lideró la presión contra el Ayuntamiento que dirige Ada Colau. "O le cortas las alas a las VTC o te cortamos el MWC", señalaba Tito a Colau por entonces. Y la alcaldesa cedió. El Ayuntamiento de Barcelona, a través de Área Metropolitana de Barcelona (AMB), se comprometió a crear un nuevo reglamento muy restrictivo con las VTC y lograr la paz en el MWC. 

Un reglamento que se aprobó a finales del mes de junio y que se hizo oficial en las primeras semanas de julio en el Boletín Oficial de la Provincia de Barcelona. El texto exigía, principalmente, una segunda licencia a las VTCs para operar dentro de Barcelona. Una medida que fue muy festejada por los taxistas barceloneses y que llenaban de esperanza al resto del sector en España. 

Taxistas de Barcelona realizan una marcha
Taxistas de Barcelona realizan una marcha EFE

No obstante, la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) presentó una medida cautelar ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) contra esta medida, al considerar que la Administración de Colau no tenían competencias en esta materia. El TSJC dio la razón a la CNMC y suspendió cautelarmente el reglamento de la AMB. Un decisión judicial que desembocó en la riada de movilizaciones del taxi en todo el país el pasado verano. 

Unas protestas que subieron de tono y pasaron a tener como objetivo al Ministerio de Fomento, después de que el TSJC rafirmara su posición con el sector ya movilizado en todo el territorio. El equipo de Ábalos se reunió con taxistas, VTCs y, finalmente, con las comunidades para recuperar la normalidad.

La decisión final fue crear un marco regulatorio para que cada comunidad pudiera tener competencias sobre esta problemática, en el caso de que quisiera. En este sentido, hay que recordar que pese a que se contara con todas las comunidades, el debate está concentrado en Cataluña, Madrid, Valencia y Andalucía

Taxis concentrados en el Ministerio de Fomento.
Taxis concentrados en el Ministerio de Fomento. EFE

Los taxistas celebraron esta medida y disolvieron el bloqueo de las ciudades. El proceso que se había iniciado en el MWC había dado sus frutos. Pero llega el MWC 2019 y las VTCs siguen igual. Por eso, el taxi vuelve a la carga con más fuerza y promete bloquear esta edición. No obstante, las amenazas tienen como objetivo la Generalitat, que es ahora el que tiene 'el marrón' que le pasó Ábalos. 

La Generalitat parece haber hecho lo mismo que hizo Colau hace un año, acceder a la presión y comprometerse a crear una regulación de las VTC que satisfaga al taxi. Pero el sector no quiere seguir viviendo de promesas y quiere un medida antes del inicio del MWC a finales de febrero.

Esta exigencia parece que se hará efectiva en los próximos días, pese a las reticencias del equipo de Economía de la Generalitat, y que incluirá la exigencia de precontratar el servicio de Uber y Cabify con un mínimo de seis horas de antelación. Una puñalada casi definitiva para las VTCs, que dependen de la espontaneidad en la contratación. 

Fitur 

Madrid está replicando lo que sucede en Barcelona, como sucediese en 2018. No obstante, la Comunidad de Madrid que gobierna Ángel Garrido y el PP parece menos dispuesta a ceder a la presión como el Gobierno de Quim Torra y la coalición independentista (PdeCat y ERC). Por eso, el taxi se pondrá manos a la obra y boicoteará la Feria de Turismo (Fitur) que se celebrara del 23 al 27 de enero. Por su parte, el Ayuntamiento de Madrid de Manuela Carmena muestra su apoyo al taxi, pero no mueve ficha en este tablero. 

Pintadas en el Paseo de la Castellana en contra de las los VTC
Pintadas en el Paseo de la Castellana en contra de las los VTC GTRES

El taxi en Madrid, principal zona de afluencia de taxistas y VTCS, se prepara para una verdadera guerra. El próximo lunes 14 habrá una reunión intersectorial para establecer una hoja de ruta de esta contienda que empezará a partir del 21 de enero. No obstante, Asociación Gremial de Auto-Taxi de Madrid (AGATM), Federación Profesional del Taxi de Madrid y Asociación Madrileña del taxi han convocado a sus militantes el 15 y 16 de enero para votar esta decisión.

"Tiene pinta que la decisión será 'sí', porque se está 'radicalizando' todo. Élite y Caracol están presionando para que ni se vote y que todo el sector acuda unido a esta batalla que tiene como objetivo número uno la Comunidad de Madrid", afirman desde el sector. Es decir, la guerra está apunto de empezar y promete más titulares que en 2018. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba