Economía

Guerra comercial entre EEUU y China: así pelean Huawei y Apple por tus datos

El pulso que Estados Unidos mantiene con China, especialmente con la empresa Huawei, es un espejo en el que se mira Apple, que a la chita callando también hace el agosto con los datos, uno de los temas calientes de la crisis comercial entre ambos países

Guerra comercial entre EEUU y China: así pelean Huawei y Apple por tus datos
Guerra comercial entre EEUU y China: así pelean Huawei y Apple por tus datos

"Cuando creas un ID de Apple, solicitas un crédito comercial, compras un producto, descargas una actualización de software, te inscribes en un taller de una tienda Apple Store, te conectas a nuestros servicios, te pones en contacto con Apple o participas en una encuesta online, se pueden recopilar diferentes datos, como tu nombre, dirección postal, número de teléfono, dirección de correo electrónico, preferencias de contacto, identificadores de dispositivo, dirección IP, ubicación o datos de tu tarjeta de crédito". No lo decimos nosotros. Lo dice la política de privacidad de la enseña de la manzana mordida.

La norteamericana cuenta con la maquinaria muy eficaz a la hora de recopilar información del usuario. "El hecho de que cuente con un ecosistema de aplicaciones tan grande permite captar millones de datos de sus usuarios. Esto, combinado con las cookies que instala en muchas de sus aplicaciones, le da la posibilidad de conocer al usuario de una forma muy completa y ofrecer productos y publicidad según sus posibilidades económicas y gustos", explica Sergio Carrasco, abogado especializado en tecnología de Fase Consulting.

Una información quirúrgica, precisa, completada con aquella otra que Apple consigue de personas que no están dentro de ese ecosistema Apple, pero que abren el cofre de sus datos cuando alguien que sí lo está comparte con ellos contenidos, por ejemplo, una canción de Apple Music.

Australia, Japón y EEUU desconfían de empresas como Huawei o ZTE, a las que han vetado para el desarrollo de redes 5G y en licitaciones públicas

"Cuando compartes contenido con tus amigos y familiares mediante productos Apple, envías vales regalo y productos, o invitas a terceros a participar en foros o servicios de Apple, Apple puede recopilar la información que facilitas sobre esas personas, como su nombre, dirección postal, dirección de correo electrónico y número de teléfono. Apple utilizará dichos datos para completar tus pedidos, ofrecerte el producto o servicio que corresponda o para fines de lucha contra el fraude", refleja de nuevo su Política de Privacidad.

Las cookies son, como hemos comentado, otra de las vías para conocer al usuario. Analizan la huella que dejamos en Internet, los sitios en los que hemos estado, como también lo hacen las balizas web o etiquetas de píxeles.

"Además de las cookies, Huawei y terceros pueden también utilizar balizas web (Web beacons) y etiquetas de píxeles en sitios web (pixel tags). Una baliza web es generalmente una imagen gráfica electrónica integrada en un sitio web o correo electrónico para identificar las cookies de su dispositivo cuando navega por un sitio web o un correo. Las etiquetas de píxeles permiten a Huawei enviar correos electrónicos en un formato legible para usted y detectar si un correo se abre o no", reconoce la política de privacidad de Huawei.

El verdadero potencial de Huawei no son los teléfonos, sino las redes. Posee el cauce sobre el que se mueve Internet, las redes que lo transportan

El pasado verano Donald Trump prohibió el uso de dispositivos de Huawei y la también china ZTE a los funcionarios norteamericanos. Las dudas sobre el tratamiento de los datos recopilados por ambas compañías a través de sus dispositivos estaban detrás de esta medida. Sin embargo, lo que realmente teme EEUU de China es otra cosa.

Huawei, rey de redes

Si hablamos de ecosistemas y captación de datos, el de Apple es el más eficaz en este sentido, como ya hemos visto. Sin embargo Huawei tiene otro potencial.

Si la enseña norteamericana tiene principalmente software y equipos, Huawei tiene, además de software y dispositivos, aquello que da sentido a esos dispositivos: las redes, la conectividad. Posee el cauce sobre el que fluye Internet.

Un estudio de Deloitte estima que China ha levantado 350.000 antenas de telefonía móvil 5G desde 2015, frente a las 30.000 instaladas por Estados Unidos. Es la principal empresa de tendido de redes en el país asiático y una de las más potentes de todo el mundo.

China ha levantado 350.000 antenas de telefonía móvil 5G desde 2015, frente a las 30.000 instaladas por Estados Unidos

En España ha levantado fibra y redes de telefonía móvil para Movistar, Vodafone y Orange, y colabora en pilotos de soluciones 5G en Segovia y Toledo, junto a Ericcson, otro de los grandes actores del desarrollo de infraestructuras.

Huawei también comercializa routers y ofrece servicios en la nube para empresas, un negocio al que está dando mucho impulso en los últimos tiempos. No hay que olvidar que todos esos servicios y dispositivos se nutren de datos, de información del usuario, que está en manos de una empresa muy vinculada al régimen chino.

Quizá por ello Japón se ha sumado a las desconfianzas del país del dólar y ha vetado a Huawei de las licitaciones públicas. En la trastienda, el miedo al espionaje, a la captación de datos y su tráfico ilícito. Llueve sobre mojado. Australia también decidió bloquear la instalación de redes 5G a Huawei y ZTE. Europa se sumó ayer a las suspicacias. Andrus Ansip, vicepresidente de la Comisión Europea, aseguró que Europa debía "temer a empresas chinas como Huawei". La guerra por el dato se recrudece.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba