Análisis de medios

El 'imperio' menguante al que aspiraba Blas Herrero: así se ha vaciado Prisa desde 2008

El valor de los activos del grupos era de 3.200 millones de euros en 2007, mientras que a finales de 2019 apenas alcanzó los 955 millones de euros. En bolsa capitaliza unos 650 millones

El presidente del Grupo Prisa, Javier Monzón
El presidente del Grupo Prisa, Javier Monzón EFE

Contaba Juan Luis Cebrián en una de sus intervenciones públicas, tras dejar la presidencia de Prisa, que la 'gran recesión' de 2008 fue especialmente inoportuna para los intereses de la dueña de El País y la Cadena SER. Básicamente, porque acababa de gastar 2.000 millones de euros en la OPA a Sogecable con la idea de realizar una venta a corto plazo del grupo audiovisual y sanear su balance con los beneficios obtenidos.

Pero la crisis estalló, la deuda de Prisa estaba disparada -llegó a ser de más de 5.000 millones de euros- y eso sembró de dinamita los cimientos del grupo, lo que inició una decadencia que actualmente continúa.

El empresario asturiano Blas Herrero lanzó este jueves una oferta de alrededor de 200 millones de euros por los medios de comunicación de la compañía y eso tiene varias lecturas, aunque la oferta ya haya sido rechazada por el consejo, como adelantó Vozpópuli este viernes. Por un lado, a algunos socios de Prisa les llamó la atención el hecho de que realizara la propuesta antes incluso de que trascendieran los términos del proyecto de segregación de los negocios del grupo, por el que se creará una filial que incluirá los activos de Santillana; y otra con sus medios de comunicación.

De momento, es una incógnita cómo se repartirá la deuda -de casi 1.000 millones de euros- entre ambas empresas, pero lo cierto es que la filial de medios de comunicación debería iniciar su camino en pendiente si asume una parte de la deuda del grupo proporcional a los activos. Básicamente, porque la capacidad para generar ingresos de negocios como el de la prensa o el de la radio es muy reducida, lo que complicaría a sus futuros socios.

División de la compañía

La gran pregunta que se plantea, llegados a este punto, es: ¿por qué quiere Prisa dividir sus negocios? Este proyecto estuvo en la cabeza de su principal accionista, Amber Capital, durante mucho tiempo. Este fondo de inversión estadounidense aglutina el 29,7% de las acciones de la empresa de los Polanco, en la que ha invertido más de 300 millones de euros en los últimos años.

El problema es que la compañía da pérdidas y su valor en bolsa ha caído durante los últimos años de forma dramática: a principios de la década actual, valía 60 euros, mientras que actualmente, menos de 1 euro. Es decir, la evolución negativa de Prisa ha comprometido la rentabilidad de la inversión de los fondos.

Ante esta situación, Amber forzó a los directivos del grupo a negociar un acuerdo para dividir la compañía. Por eso, Santillana se separará de sus medios de comunicación y se preparará para una futura salida a Bolsa con la idea de que sus activos ganen valor y los fondos de inversión recuperen el dinero perdido en Prisa. Es un proyecto difícil, pero es el clavo ardiendo al que se agarran estas entidades para no declarar números rojos.

Prisa llegó a ser un gigante con medios de comunicación que lideraban en prensa, radio y televisión de pago, pero ha ido soltando lastre a medida que los bancos le exigían que cumpliera con su calendario de pagos

Hace aproximadamente un mes, Prisa anunciaba la venta de la filial en España de Santillana por 465 millones de euros. Poco después, comunicaba el final del tortuoso proceso de desinversión en Portugal, donde explotaba el grupo Media Capital. Lo que fue el grupo y lo que es... Sus activos a 31 de diciembre de 2007 tenían un valor de 3.200 millones de euros. El último día de 2019, de 955 millones, es decir, inferiores a la cuantía de su deuda y a su capitalización en bolsa.

Después de la desinversión en su negocio editorial y en Portugal, el dato es todavía menor. Porque Prisa llegó a ser un gigante con medios de comunicación que lideraban en prensa, radio y televisión de pago, pero ha ido soltando lastre a medida que los bancos le exigían que cumpliera con su calendario de pagos.

Desde 2008, se ha deshecho de Digital Plus, de Santillana España, de Ediciones Generales, de Media Capital y de su millonaria participación en Mediaset, entre otros. En este tiempo, ha solicitado varias refinanciaciones de su deuda y algunos de sus acreedores han capitalizado una parte de estos adeudos.

Prisa cuestiona la oferta

Los analistas de Santander difundían este jueves entre sus inversores un informe en el que valoraban los medios de comunicación del grupo (Prisa Radio y Prisa Noticias) en 390 millones de euros. Es decir, el doble de lo que ofrece Herrero, cuya propuesta ha sido considerada muy insuficiente por sus socios principales desde que la conocieron, al contrario de lo que publicó algún medio.

Sea como sea, cualquier proceso de venta de El País y la Cadena SER abarcará muchos ingredientes más allá de los económicos, pues Prisa ha sido una compañía desde la que se ha hecho política y que ha sido importante para la política. Por eso, algunos accionistas consideraban impensable este jueves que el Gobierno no conceda el visto bueno a cualquier comprador; y no trate de frenar cualquier operación que considere perjudicial para sus intereses.

El proceso también tendrá derivadas empresariales, puesto que en el cuadro de socios de Prisa conviven entidades con sensibilidades tan singulares y diferentes como los fondos de inversión, HSBC, Carlos Slim, Telefónica o Santander. Esta última, por cierto, principal acreedora de Duro Felguera, el grupo industrial que quiere Blas Herrero. Por ahora, la oferta del asturiano ha caído en saco roto, pero puede que todavía haya más interesados por los medios de Prisa.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba