Economía

Las grandes empresas planean estandarizar el teletrabajo al menos un día a la semana

El sentir de los empleados está convenciendo a las grandes corporaciones nacionales e internacionales en España de estandarizar entre una y tres jornadas de teletrabajo a la semana

Imagen de una persona teletrabajando.
Imagen de una persona teletrabajando.

La mayoría de las grandes empresas con presencia en España planean estandarizar al menos una jornada de teletrabajo a la semana dentro de sus procesos productivos, según coinciden en señalar diferentes fuentes del mercado nacional de la gestión de activos de oficinas.

De acuerdo a diferentes fuentes de mercado, entre el 70% y el 80% de los empleados de grandes corporaciones y multinacionales en territorio nacional serían partidarios de poder teletrabajar al menos una vez por semana de forma permanente tras la experiencia vivida durante el confinamiento. 

Las potenciales ventajas en materia de conciliación familiar y/o concentración y productividad de los empleados están convenciendo a buena parte de las grandes corporaciones nacionales e internacionales con presencia en España de implementar ya, de forma estándar, al menos entre una y tres jornadas de teletrabajo a la semana, y teletrabajo total para determinados colectivos.

Buena parte de las grandes corporaciones nacionales e internacionales con presencia en España contempla al menos entre una y tres jornadas de teletrabajo a la semana, y teletrabajo total para determinados colectivos

Un estudio interno de la mayor gestora de activos inmobiliarios del mundo, CBRE, a las representaciones españolas de 300 corporaciones nacionales y multinacionales revela igualmente que el 80% ya tiene asumida una jornada de teletrabajo a la semana de forma permanente.

 Las excepciones tendrían que ver con empresas dedicadas a sectores más industriales y/o estrictamente dependientes del trabajo manual o in situ.

Shock del confinamiento

Fuentes de mercado apuntan que la estandarización de una jornada de teletrabajo a la semana es solo el primer paso de una tendencia al alza que debe ser interpretada bajo el prisma de la cultura organizativa empresarial española, hasta ahora poco habituada al teletrabajo.

En el caso concreto de España, el impacto del confinamiento forzoso ha sido especialmente relevante, remarcan distintas fuentes de mercado consultadas, incluso cercanas al sector de las oficinas. Las mismas auguran que será primero un cambio organizativo y luego, eventualmente, logístico.

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística, entre abril y junio, el 16,2% del total de ocupados (tres millones de personas) trabajó desde su casa más de la mitad de los días, frente al 4,8% del mismo período de 2019. 

La distancia de seguridad de dos metros aboca a una caída de entre el 50 y el 70% del aforo simultáneo en las actuales oficinas

Este periódico ya informó que una de cada tres empresas españolas (de todos los tamaños) prevé aprovechar el teletrabajo para ahorrar en oficinas. Paralelamente, fuentes del mercado descuentan una caída del 30% en la demanda de oficinas.

La distancia de seguridad de dos metros aboca a una caída de entre el 50 y el 70% del aforo simultáneo en las actuales oficinas

La ley de octubre

En cualquier caso, hay "tomas de decisiones" que están sujetas a las condiciones que fije la nueva ley que regulará el teletrabajo en nuestro país, prevista en el mercado para octubre de este 2020.

De acuerdo al Banco de España, solo el 4,4% de los empleados de las grandes empresas (más de 50 personas) en España teletrabajaba de forma permanente antes del confinamiento.

Según las propias estimaciones del BdE, ese porcentaje podría ahora ascender a un 31,7% (equivalente a unas 785.000 personas).

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba