Sicav

La gran banca sigue perdiendo sicavs ante los temores de una nueva regulación

Este tipo de vehículo sigue reduciéndose en número y patrimonio gestionado

El número de sicavs en España sigue cuesta abajo y sin freno. Este vehículo de inversión ha dejado de tener atractivo debido al temor existente ante un cambio en su régimen tributario. El banco que más se está viendo perjudicado es el Santander, ya que en estos cuatro meses ha perdido 12 sicavs. Cabe destacar que una de ellas, Inversión Global 2001, fue a parar a manos de Francisco García Paramés y su gestora Cobas

El conflicto con las sicavs comenzó hace varios años cuando irrumpieron en la escena política los nuevos partidos que comenzaron a pedir llevar estos vehículos a la sociedad real y alejarlos de las grandes fortunas, que "sólo los usaban para aplazar el pago de impuestos".

Durante las últimas elecciones generales volvieron a sonar todas las alarmas cuando los cuatro grandes partidos políticos decidieron meter en sus programas electorales distintas reformas. El mensaje más duro fue el de Podemos, que pedía acabar con ellas directamente.

El partido socialista abogaba por limitar el patrimonio de su accionistas mayoritario y el PP y Ciudadanos acordaron restringir a un 0,55% del capital el porcentaje mínimo para que un accionista compute entre los 100 que exige la norma para disfrutar de la tributación reducida. 

El sector sigue teniendo miedo y no muestra síntomas de recuperación

Las sicav son sociedades anónima en las que se gestiona un patrimonio financiero mínimo de 2,4 millones de euros proveniente de al menos 100 personas (si bien, sólo una de ellas suele poseer la porción relevante del patrimonio financiero gestionado, controlando así la sicav y relegando al resto de accionistas a la posición de meros 'mariachis' interpuestos por los requisitos regulatorios). Estos vehículos tributan al 1% en el impuesto sobre sociedades, en lugar de al 25% del común de las empresas.

Recorte de la banca

Durante el 2018 la banca ha sufrido un recorte de 35 sicavs, una cifra poco relevante en cuanto a número, pero indicativa de que el sector sigue teniendo miedo y no muestra síntomas de recuperación.

Después del Santander, el segundo banco más perjudicado es el BBVA, que pierde 8. A este le siguen CaixaBank, con 6 menos; Sabadell, con otras 5; Bankinter, con 3; y el Popular, que pierde otras 5. La única entidad cotizada que se queda igual es Bankia, con un total de 38. En el conjunto, el total de sicavs que han desaparecido en los cuatro primeros meses del años asciende a 51. 

A cierre de abril, en España habían registradas 2.793 sicavs, que gestionaban algo más de 31.000 millones de euros. En 2016, en esas mismas fechas, la cifra gestionada ascendía a 33.200 millones de euros, repartidos entre 3.042 sicavs. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba