Economía

Goldman Sachs y MásMóvil tantean el apetito del mercado por una contraopa

Ambas compañía sondean a los inversores. El calendario permite la presentación de una oferta competidora hasta la primera semana de septiembre

Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil.
Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil. Efe.

Goldman Sachs y MásMóvil sondean el mercado para tantear el apetito de una contraopa sobre la 'teleco' que supere la oferta de KKR, Providence y Cinven. El consejo de Administración de la compañía ha admitido en un reciente informe enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que Goldman y el equipo directivo tantean el mercado por si aparece algún inversor dispuesto a mejorar la oferta del consorcio, que ofrece un precio de 22,5 euros por acción.

"Goldman Sachs ha llevado a cabo labores de identificación, con la ayuda del equipo directivo de Masmovil, y de aproximación a otros potenciales inversores, tanto industriales como financieros, con el fin de sondear su eventual interés en formular una oferta pública de adquisición de la totalidad del capital de la Sociedad a un precio superior al ofrecido" por KKR, Cinven y Providence, reza el informe, que también apunta que hasta la fecha no se ha recibido "ninguna respuesta firme de interés".

La oferta de los tres fondos ofrece una prima del 20,2% por acción y concede a la compañía una valoración de 2.963 millones de euros. Para que la opa culmine, debe ser aceptada por más del 50% del capital. De acuerdo con el informe, por ahora cuenta con compromisos del 29,56% del accionariado.

La documentación remitida a la CNMV también acredita la negativa de los dueños de Mayoral, que tienen el 8,25% de las acciones, y que se han negado a suscribir la opa al considerar que minusvalora el potencial de la compañía. Mayoral está representada en el consejo por Rafael Domínguez de la Maza, que considera más adecuado un precio aproximado de 25,46 euros por acción. En cualquier caso, cabe señalar que si finalmente decide suscribir la oferta podrá hacerlo más adelante.

Plazos de la oferta

El plazo de aceptación de la oferta se inició el pasado 31 de julio y se mantendrá abierto hasta el próximo 11 de septiembre. Es decir, durante 43 días. Este plazo podría ampliarse más adelante si se considera necesario, como por ejemplo hizo Six en la opa por Bolsas y Mercados Españoles (BME). En ningún caso podrá superar los 70 días.

Hasta cinco días antes de que concluya el plazo, cualquier otro inversor (o varios) pueden presentar una oferta competidora, si bien los términos del acuerdo con KKR, Cinven y Providence obligan a que cualquier nueva oferta que sea aceptada por el consejo sea de al menos 26 euros por acción. El pasado viernes, MásMóvil cerró con una cotización de 22,48 euros por título. El consorcio también podría responder a una contraopa con una mejora de su oferta.

Los fondos también se han cubierto las espaldas para protegerse de una hipotética oferta de otra 'teleco'. Así, también exigen al consejo que si acepta otra oferta debe existir un "compromiso firme del oferente competidor de aceptar cualquier remedio de competencia que pueda ser requerido por cualquier autoridad". Esto podría obligar a la 'teleco' en cuestión a tener que desprenderse de alguno de sus activos a cambio de lanzar la opa, un problema que no tienen los fondos al no existir problemas de concentración de mercado.

Polygon tacha la opa de ilegal

Además de Mayoral, otro accionista que también ha rechazado la OPA es Polygon, un viejo conocido del parqué español. El fondo activista, que tiene alrededor de un 1% del capital, se ha cruzado en las últimas semanas varias cartas con el consejo de Administración de MásMóvil en las que cuestiona los términos de la oferta. También ha pedido a la CNMV que abra una investigación.

En líneas generales, Polygon cree que la oferta es excesivamente baja y no valora adecuadamente la compañía. También critica la dificultad que entraña la posibilidad de que aparezca una oferta competidora y apunta al mínimo de 26 euros por acción pagadero en efectivo para poder hacer una oferta, así como el compromiso de aceptar todos los requisitos de las autoridades de competencia antes citados. En su opinión, estas reglas impiden la libre competencia y perjudican a los accionistas.

En sus cartas también apunta al papel jugado por Meinrad Spenger, consejero delegado de la compañía. Polygon cree que no es posible que el CEO haya sido uno de los negociadores de la opa con los fondos y que posteriormente  forme parte de la comisión de seguimiento de la opa, cuyo principal objetivo es velar por los intereses de todos los accionistas. MásMóvil señala en el informe remitido a la CNMV que "la comisión está compuesta en su totalidad por consejeros carentes de cualquier interés personal en la oferta".

Pero las pegas de Polygon no acaban ahí. El fondo cree que es sospechoso que apenas unos días después de que se lanzase la OPA, MásMóvil anunció importantes operaciones corporativas que a ojos del fondo deberían quedar patentes en una mejora del precio por título y quiere saber si KKR y sus socios tenían información privilegiada sobre estos 'deals'.

En cualquier caso, La opa de MásMóvil no es la primera en la que Polygon mete el dedo en el ojo. En las opas de Telepizza y Realia, el fondo que encabeza Reade Griffith también cuestionó a los oferentes (KKR y Carlos Slim, respectivamente) por hacer ofertas que a su juicio también eran demasiado bajas.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba