Economía

Trabajo tumba los ERTEs por fuerza mayor de los 'call centers' y deja el de Konecta en el alero

El grupo Konecta, la mayor compañía en España de atención telefónica, ha presentado un ERTE por fuerza mayor que puede afectar a 2.000 empleos. El Ministerio de Trabajo decidirá sobre el mismo entre este viernes y el lunes

Oficina de atención telefónica.
Oficina de atención telefónica. Efe.

Complicaciones para el grupo Konecta, la mayor compañía en España de atención telefónica, con una plantilla de unas 15.000 personas e ingresos anuales superiores a los 300 millones de euros, que recientemente ha presentado un ERTE por fuerza mayor que afecta a 1.200 trabajadores y que podría ampliar hasta 2.000.

La compañía espera que entre este viernes y el lunes las delegaciones de Trabajo en Madrid, Barcelona y Sevilla aprueben el ERTE presentado en cada una de ellas. Pero el Gobierno ha tumbado esta misma semana propuestas similares de otras empresas de call center, y Konecta cuenta además con la oposición a la medida de los principales sindicatos que representan a sus trabajadores.

"Han presentado un ERTE por fuerza mayor cuando tendría que ser por causas productivas", advierten fuentes sindicales. El ERTE por fuerza mayor cuenta con una fuerte subvención del Estado, no así el que se presenta por causas productivas, que además debe ser negociado con los sindicatos.

Esta semana Trabajo ha denegado un ERTE por fuerza mayor al 'call center' Teyame 360, con más de 600 trabajadores afectados

"No puede ser por fuerza mayor porque la compañía no ha perdido tal número de clientes que ponga en riesgo su actividad; la empresa lo que tiene que hacer es potenciar el teletrabajo", subrayan las fuentes sindicales consultadas. 

Konecta, que entre sus principales clientes se encuentran Santander y la Comunidad de Madrid -sus empleados atienden las llamadas de consulta por el Covid-19 en la capital- sostiene que ha hecho todo lo posible por recolocar a sus empleados, y que 7.000 ya teletrabajan.

"Esperamos que todo el mundo sea razonable y rememos todos juntos por lo mejor; nuestra prioridad ha sido mantener la actividad y proteger el empleo y la seguridad de los trabajadores", destacan fuentes de la compañía, perteneciente desde el pasado año al fondo británico Intermediate Capital Group (ICG) y al equipo gestor.

Teyame 360

Esta misma semana el Ministerio de Trabajo ha tumbado la solicitud de ERTE por fuerza mayor presentado por otras dos empresas de atención telefónica, ambas pertenecientes al mismo grupo, Teyame 360 y Datomo Mediación.

Teyame 360 presentó el pasado 17 de marzo solicitud de ERTE por fuerza mayor que afectaría a toda su plantilla, más de 600 personas. Pero la Dirección General de Trabajo ha denegado la petición al concluir que no ha quedado acreditada la imposibilidad temporal de continuar con la actividad.

Desde el Ministerio de Trabajo se explica que la compañía que pretende obtener autorización para llevar a cabo un ERTE por fuerza mayor debe establecer requisitos determinantes, que se trate de "un hecho extraordinario, imprevisible o que aun siendo previsto resulte inevitable", y que se genere la imposibilidad de trabajar, "ya sea de manera temporal o definitiva".

En el caso de Konecta, las fuentes sindicales consultadas sostienen que en los centros de trabajo afectados por la medida propuesta se mantiene la actividad, y que esta tiene una base tecnológica susceptible de que pueda desarrollarse a través del teletrabajo.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba