Teletrabajo

El Gobierno ve urgente aprobar el teletrabajo por decreto, pero excluye el provocado por la pandemia

Su nueva ley, acordada con los agentes sociales, no tiene en cuenta el teletrabajo que se ha extendido en muchas empresas con motivo de la pandemia

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros

El Gobierno ha aprobado este martes en su reunión del Consejo de Ministros el real decreto-ley de teletrabajo, que se tramitará como proyecto de ley para poder recibir enmiendas, debido a la urgencia y necesidad que hay en España de regularlo, pero la norma no aplicará sin embargo al teletrabajo que ha proliferado con motivo de la pandemia del coronavirus

"Esta norma es muy importante para nuestro país. Inaugura una ola de reformas legislativas del Ministerio de Trabajo para llevar a cabo una modernización y cambio de paradigma de las relaciones laborales, para cambiar la estructura de negociación y el modus operandi del desarrollo de nuestros trabajo. Nos coloca en la vanguardia de las legislaciones europeas y rellena un vacío legal, tan sólo teníamos el artículo 13 del Estatuto de los Trabajadores que ni siquiera ha servido para dar respuestas en tiempo de pandemia", ha explicado en rueda de prensa la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

La ministra ha querido dedicar esta última semana a negociar la ley de teletrabajo, a pesar de la urgencia que existe para negociar la prórroga de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que dejarán de estar en vigor en menos de diez días.

"Obviamente tenía urgencia porque la ley vigente pactaba un teletrabajo en malas condiciones, así que si fuera necesario esta norma sería de aplicación a partir de ahora", ha defendido Díaz.

Características de la nueva ley

La nueva ley de teletrabajo, que estipula que las empresas tendrán que asumir los costes derivados del trabajo a distancia (materiales, muebles, gastos de luz, ordenadores, etc.) siempre y cuando se teletrabaje un mínimo del 30% de la jornada laboral, no será de aplicación para todas las personas y empresas que desde el mes de marzo han instaurado el teletrabajo para contribuir a la contención del virus, para las que aplicará la legislación vigente. 

El trabajo a distancia será voluntario y reversible tanto para la persona trabajadora como para la empresa, y no supondrá un menoscabo en los derechos de quienes lo realicen respecto al resto de trabajadores en condiciones como la retribución, la estabilidad en el empleo, el tiempo de trabajo, la formación y la promoción profesional. 

En cuanto a los plazos, las empresas deberán recoger la ley en un convenio o acuerdo colectivo en un plazo de un año desde su publicación en el BOE o en un máximo de tres años, en caso de así acordarlo con los representantes de los trabajadores, según ha adelantado Efe.

Teletrabajo no vinculado a la pandemia

La norma sale adelante con el acuerdo de sindicatos, UGT y CCOO, y patronal, CEOE y Cepyme, que a última hora de la tarde del lunes llegaron a un consenso que ha sido ratificado esta misma mañana. 

"Confiamos en que esta norma permitirá avanzar de forma ordenada en esta modalidad, especialmente una vez se supere la excepcional coyuntura en la que nos encontramos con motivo del COVID-19", ha apuntado la patronal, en alusión a la utilidad de la ley para más adelante. 

Además de la ley de teletrabajo del sector privado, el Ejecutivo ha aprobado este martes la ley de teletrabajo del sector público, como ya adelantó este medio la semana pasada

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba