Pensiones

El Gobierno eliminará las deducciones por invertir en planes de pensiones individuales

Acabará con la posibilidad de desgravar en el IRPF las aportaciones a planes de pensiones individuales

José Luis Escrivá, ministro de Seguridad Social, y Magdalena Valerio, presidenta de la Comisión del Pacto de Toledo y exministra de Trabajo
José Luis Escrivá, ministro de Seguridad Social, y Magdalena Valerio, presidenta de la Comisión del Pacto de Toledo y exministra de Trabajo

El Ejecutivo acabará con las deducciones fiscales en el IRPF que tiene la inversión en planes de pensiones individuales y trasladará esos incentivos a los planes de empleo -los planes de pensiones de empresas que ofrecen a sus empleados la posibilidad de destinar parte de su sueldo a un plan de pensiones para la jubilación y que, en algunos casos, se los complementan con más aportaciones-. 

"Desplazaremos la fiscalidad favorable de los planes individuales hacia los planes de empleo procedentes de la negociación colectiva", ha señalado el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, durante su comparecencia ante la Comisión del Pacto de Toledo del Congreso. Una medida que, en su opinión, beneficiará a las "rentas medias y rentas bajas". 

Actualmente, la inversión en planes de pensiones individuales (el llamado Tercer Pilar) desgrava en el IRPF, de forma que cualquier aportación hasta un máximo de 8.000 euros al año computa en la base imponible y desgrava en la declaración de la renta. 

"Los planes de pensiones privados son muy muy caros y muy regresivos por el beneficio fiscal, además de que probablemente van dirigido a colectivos o personas que por el nivel de patrimonio que tienen esa decisión no tiene mucho que ver con tener una pensión complementaria", ha apuntado el ministro.

Escrivá quiere eliminar esta bonificación y a cambio impulsar los incentivos fiscales para las empresas (Segundo Pilar) que establecen sistemas de previsión social. 

Previsión social. Presentación de José Luis Escrivá
Previsión social. Presentación de José Luis Escrivá

Para argumentar esta decisión, Escrivá ha recalcado que los planes de pensiones de empresa tienen más rentabilidad que los planes de pensiones individuales. En concreto, ha explicado que en la última década (2009-2019), los planes individuales han tenido una rentabilidad media de en torno al 2,7%, mientras que los planes de empleo han tenido una rentabilidad del 4%.

Pide un acuerdo en el Pacto de Toledo aunque sea de "difícil digestión"

Ha tomado como ejemplo a seguir al País Vasco, donde "un 50% de los trabajadores utilizan planes de empleo", frente al 10% de media en el conjunto del Estado, y donde suponen un 20% del PIB, frente al 3% en el total de España. "Allí los planes de empleo son más importantes y tienen incentivos fiscales mejor diseñados", ha explicado.

El ministro ha pedido que la Comisión del Pacto de Toledo tome como punto de partida el acuerdo alcanzado en la última legislatura -antes de que se disolviera la Comisión- y trabaje a partir de ahí para llegar a formular unas recomendaciones consensuadas.

"Cuando el Pacto de Toledo llegue a un acuerdo será un documento de difícil digestión para los ciudadanos", ha reconocido, pero aún así es necesario que se alcance, ha recalcado.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba