Economía

El Gobierno obliga a los fondos a elegir entre condonar el 50% a los inquilinos o aplazar deudas a tres años

El plan de choque contra los desahucios impone a los grandes propietarios de vivienda una moratoria automática de cuatro meses. Los fondos pueden elegir entre asumir una quita del 50% de las rentas o reestructurar las deudas sin interés a tres años

Iglesias y Calviño
Iglesias y Calviño Efe

El Real Decreto que suspende la consumación de desahucios durante los próximos seis meses aprobado por el Gobierno este martes no impondrá abiertamente moratorias a los caseros particulares o "propietarios personas físicas" pero sí a los grandes propietarios de vivienda (de diez o más inmuebles, esto es, fondos, bancos, socimis, etc.).

A ellos, les exige además que elijan entre dos escenarios para afrontar un escenario de vulnerabilidad económica sobrevenida por el coronavirus acreditada por el inquilino y sin previo acuerdo posible entre las partes, en línea con la información avanzada este lunes

El primero es que los grandes propietarios accedan a una quita o reducción del 50% de los pagos del inquilino durante hasta cuatro meses. El segundo, que asuman una moratoria de los pagos durante cuatro meses. El propietario podría recuperar ese dinero después pero en cuotas de forma fraccionada, sin ningún interés o penalización para el inquilino, y durante un período de tres años dentro de los límites temporales fijados por el contrato.

El plan final es menos visceral con los fondos que el inicial impulsado por Unidas Podemos, que hablaba de suspender el pago de las rentas y compensar con solo el 5% a los grandes propietarios.

Proteger a los inquilinos y caseros particulares

Se estima que en España, alrededor de 180.000 de las seis millones de viviendas en arrendamiento están en manos de grandes tenedores de vivienda privados.

Según ha informado el vicepresidente social, Pablo Iglesias, el número de inquilinos afectados en total superaría los 500.000, aunque otras fuentes señalan que la cifra rebasaría el millón.

Iglesias ha asegurado que con el paquete de ayudas directas y créditos del Gobierno se garantizará que los caseros particulares reciban sus "ingresos íntegros", y que serán los grandes propietarios los que tengan que asumir un "impacto".

Préstamos a inquilinos...pero no ayudas directas al gran propietario

El plan contempla que los inquilinos, de pequeños y grandes tenedores, puedan acceder a préstamos finalistas para pagar el alquiler con interés cero avalados por el Estado a devolver en un período de seis años que podría, "excepcionalmente", ser ampliado por otros cuatro años. Dichos préstamos podrán cubrir hasta seis mensualidades de la renta.

Según prevé el Real Decreto, dichos préstamos permitirían al gran propietario levantar la moratoria a partir de la primera mensualidad de renta en la que dicha financiación esté a disposición de la persona obligada a su pago.

A ellos podrán acceder las personas que acrediten su vulnerabilidad: ERTEs, paro, reducción de jornada y autónomos que no lleguen al límite de tres veces el IPREM. Dentro de ellos, recibirán ayudas aquellos  inquilinos para los que la renta suponga el 35% o más de los ingresos.

El Gobierno contempla además un presupuesto de 700 millones en ayudas directas a aquellos inquilinos que no puedan devolver sus préstamos o a los caseros particulares que sufran impagos de sus inquilinos, según ha señalado la vicepresidenta económica Calviño. A diferencia de los propietarios "personas físicas", los grandes propietarios no recibirían ayudas directas del Estado frente a posibles impagos.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba