PENSIONES

Por qué el Gobierno engaña cuando sólo culpa al PP de los problemas de la Seguridad Social

A pesar de la recuperación del empleo, el Sistema no cuenta con los ingresos suficientes para afrontar el gasto en pensiones que se avecina

Octavio Granado, secretario de Estado de Seguridad Social
Octavio Granado, secretario de Estado de Seguridad Social

"A la Seguridad Social le sienta mejor que al Real Madrid tener presidentes del Gobierno socialistas", bromeó este martes Octavio Granado, secretario de Estado de Seguridad Social, poco antes de culpar directamente al anterior Ejecutivo del Partido Popular de los problemas que tiene el Sistema. 

Granado justifica su ataque al PP argumentando que cuando estalló la crisis económica, en el año 2008, se empezó a destruir empleo en España, pero a pesar de que hubo despidos generalizados que se prolongaron hasta el año 2013, su Gobierno fue capaz de contener la caída de los ingresos de la Seguridad Social por cotizaciones sociales. A partir de 2012, justo después de que en noviembre de 2011 Mariano Rajoy se hiciera con el Gobierno con mayoría absoluta, los ingresos de la Seguridad Social por cotizaciones sociales se desplomaron.

Aunque esta afirmación es cierta, y los gráficos no engañan, la explicación está en que los trabajadores que fueron despedidos en 2008 empezaron a cobrar entonces subsidios por desempleo que se extinguieron de media dos años después. Esos subsidios cotizaban también a la Seguridad Social, por lo que permitieron contener más o menos hasta 2011 la caída brusca de los ingresos del Sistema. 

La segunda razón que esgrime Granado es que la reforma laboral que el PP aprobó en febrero de 2012 fue la que flexibilizó el mercado laboral y permitió a las empresas despedir con más facilidad, con lo que la tasa de afiliados agudizó su caída en la última parte del periodo de destrucción de empleo. 

Aunque esta afirmación es cierta también, exaltos cargos de la Seguridad Social del anterior Gobierno defienden también que esa reforma laboral fue la que permitió a las empresas recuperarse con más facilidad, que volviera el crecimiento económico a partir de 2013 y que se volviera a contratar de nuevo. "La reforma laboral permitió que empezara a crecer el empleo por encima del PIB y es una reforma que precisamente el Gobierno actual ha mantenido y no ha derogado", afirman.

Medias verdades

El secretario de Estado ha lamentado también que la Seguridad Social sigue en situación de déficit incluso a pesar de que el Gobierno del PP decidió aplicar en 2013 una reforma del sistema de pensiones que aprobó la introducción del Índice de Revalorización de las Pensiones, que implicaba que las pensiones sólo subirían un 0,25% mientras el sistema no estuviera saneado. "El que crea que la forma de contener el gasto es subir poco las pensiones tiene poco de lo que jactarse", atacaba. 

Esa medida, que llevó a los pensionistas a la calle, supuso una revalorización mucho más baja de la que había existido históricamente para las pensiones, pero es cierto que entre junio de 2014 y agosto de 2016 la inflación se mantuvo en terreno negativo, con lo que los pensionistas sí tuvieron una mejora del poder adquisitivo al subirles la pensión un 0,25% y el Sistema pudo contener el gasto. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba