Ministerio de Trabajo

El Gobierno vende como un triunfo un convenio que negociaron UGT-CCOO y que aún no está en vigor

Tendrá que pasar por el Consejo de Ministros, el Senado y el Congreso de los Diputados antes de que se apruebe su ratificación

Yolanda Díaz, ministra de Trabajo, y Guy Ryder, director general de la OIT
Yolanda Díaz, ministra de Trabajo, y Guy Ryder, director general de la OIT

El Gobierno ha sacado pecho esta semana de la ratificación del convenio 190 sobre violencia y acoso de la Organización Internacional de Trabajadores (OIT), pero lo cierto es que aunque el Ministerio de Trabajo se ha querido apuntar ese tanto, las negociaciones sobre el convenio las ha liderado UGT y, pese a que se ha anunciado su ratificación, tendrá que someterse a un largo proceso hasta que ésta se produzca. 

"Hoy vamos a anunciar la ratificación de un convenio muy esperado, es una gran noticia para nuestro país. Desde ahora, las empresas van a tener que cambiar no sólo lo acción preventiva, que van a tener que extender, sino también la formativa" en materia de acoso, anunciaba la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en una rueda de prensa conjunta con el director general de la OIT, Guy Ryder

A pesar de que la titular de Trabajo celebraba la ratificación, fuentes de su ministerio explican a Vozpópuli que "los convenios de la OIT tienen un proceso que es el mismo para todos: primero van al Consejo de Ministros, hay informes preceptivos de varios Ministerios, informe del Consejo de Ministros que lo envía a las Cortes, donde se tramita como un proyecto de ley, lo que significa que necesita la mayoría simple de cada cámara (Congreso y Senado). Y de ahí vuelve al Consejo de Ministros para su aprobación". 

"No sabemos cuánto de largo será el proceso aún (...) pero no va a ser inmediato, no va a estar en abril", reconocen.

Cuando España finalmente apruebe su ratificación, será el segundo país después de Uruguay en ratificar este convenio, lo que supone que a partir de ese momento más países podrán sumarse -ya que es necesario que haya un mínimo de dos países adheridos-. 

El papel de UGT y CCOO "fue clave"

Desde el sindicato UGT, han celebrado la noticia pero recuerdan al Gobierno que "el papel de UGT fue clave" para que se aprobara en junio de 2019 en el seno de la OIT este convenio. Su secretario general, Pepe Álvarez, recuerda en su blog que fueron "los primeros en pedir su ratificación" y que ya tuvieron el apoyo en su día de la exministra de Trabajo, Magdalena Valerio, por lo que reclama que se reconozca su labor con un papel más protagonista en el proceso.

"Pedimos que, tanto en el proceso de ratificación como en su posterior desarrollo legal, se tenga en cuenta a los interlocutores sociales, que son los que hemos elaborados estos convenios con consenso y duro trabajo dentro del espíritu de la OIT, organización de la que además somos mandantes", reivindica Álvarez, que pide que se "respete" este espíritu.

CCOO también reivindica su papel. "Desde CCOO se hizo una apuesta para asegurar nuestra presencia permanente en la Comisión del Convenio 190. Así en 2015 dirigimos varias cartas a la, entonces, ministrade empleo Fátima Bañez, pidiendo su voto favorable en la reunión del Consejo de Administración de la OIT, para inscribir en el orden del día de la 107.ª reunión (junio de 2018) de la Conferencia Internacional del Trabajo (CIT) un punto sobre 'La violencia contra las mujeres y los hombres en el mundo del trabajo'", explican.

La representante de CCOO formó parte del grupo asesor de la portavoz del grupo de trabajadores así como en la comisión de redacción, señala a este medio Elena Blasco Martín, secretaria Confederal de Mujeres e Igualdad de CCOO.

El Ministerio se proclama único interlocutor con la OIT

En el Ministerio que lidera Díaz, sin embargo, no reconocen que los sindicatos hayan tenido este papel.

"Es una cosa del Gobierno, somos los interlocutores de la OIT. Quien impulsa eso es el Ministerio de Trabajo pero con el apoyo de todos los Ministerios. En este caso por ejemplo con el de Exteriores que está ahí (...) la ratificación no tiene que ir al diálogo social, aunque el diálogo social está siempre presente", señalan.

UGT pide al Gobierno que, junto con el convenio 190, avancen en la ratificación de otros que "aún faltan y son muy importantes", como "el C118, convenio relativo a la igualdad de trato de nacionales y extranjeros en materia de seguridad social; el C168, Convenio sobre el fomento del empleo y la protección contra el desempleo; C171 sobre el trabajo nocturno, C175 sobre el trabajo a tiempo parcial; C177 sobre el trabajo a domicilio; C183 sobre la protección de la maternidad; C189 sobre las trabajadoras y los trabajadores domésticos; o el Protocolo 155 de 2002 relativo al Convenio sobre seguridad y salud de los trabajadores".

"Desde UGT, consideramos que el Gobierno actúa de forma correcta apoyando esta iniciativa de ratificar el Convenio, sin embargo, y en coherencia, pedimos que lo haga con los demás ya citados, también fundamentales, y fruto del acuerdo y del diálogo entre las partes", dicen.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba