Economía

El Gobierno aprueba un plan de choque de 300 millones para los afectados por Thomas Cook

Rebajará la Seguridad Social y las tasas aéreas a los hoteles y aerolíneas damnificados. Según Turismo, hay 1.000 empresas afectadas en España por la quiebra del turoperador, 600 de ellas hoteleras 

Reyes Maroto este lunes en Vigo.
Reyes Maroto este lunes en Vigo. EFE

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha informado este jueves de una batería de medidas de carácter "inmediato" para las empresas y trabajadores afectados en España, especialmente en Canarias y Baleares, por la quiebra del turoperador Thomas Cook. Maroto ha asegurado que el plan de choque, que consta de 13 medidas, tendrá un impacto económico de 300 millones de euros y deberá ser aprobado a través de un real decreto "urgente" por el Consejo de Ministros del próximo 11 de octubre. 

Para la temporada de invierno, entre octubre y marzo, había 700.000 viajeros extranjeros que ya habían comprado sus billetes y no van a venir, según cálculos del Gobierno. "Están afectados 300.000 viajes en Baleares y 400.000 en Canarias, por eso hemos puesto el foco en estas comunidades", ha dicho la ministra. Además, ha cuantificado en 1.000 empresas las damnificadas en España por la quiebra del gigante británico, de las que 600 son hoteleras y ha puntualizado que en la filial de Thomas Cook en Palma de Mallorca hay 3.400 trabajadores directos afectados

En primer lugar, para evitar la pérdida de conectividad aérea, "exonerarán" del 100% de las tarifas de pasajeros de Aena a las aerolíneas que operen en Canarias y Baleares en los asientos adicionales de vuelos internacionales durante la temporada de invierno. Esto supondrá que las compañías paguen al gestor aeroportuario un 38% menos en estas tasas. También se reducirá en un 12% la tarifa de ruta en Enaire de las compañías aéreas que prestan servicio a partir del 1 de enero de 2020. 

Además, el Gobierno abrirá una línea de préstamos dotada de hasta 200 millones de euros para dar apoyo financiero a pymes, empresas y autónomos afectados y aumentará las bonificaciones a la Seguridad Social en los contratos fijos discontinuos. Según ha explicado la ministra, las empresas podían aplicar esta bonificación del 50% en las cotizaciones de febrero, marzo y noviembre, pero ahora también será aplicable en los meses de octubre y diciembre.

Maroto ha asegurado que para "atenuar el impacto negativo en el empleo y acelerar la recolocación de las personas afectadas en Canarias y Baleares", desde el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y en coordinación con las comunidades autónomas se hará “un análisis de todas las políticas activas de empleo”. Finalmente, se diseñará una estrategia jurídica por parte del Estado en defensa de los intereses generales de los afectados y consumidores.

La quiebra de Thomas Cook

Maroto ha presidido la reunión de la Comisión Interministerial de Turismo -órgano adscrito a esta cartera pero integrado por vocales de todos los Ministerios-, que tenía como único objetivo el de estudiar el impacto de la quiebra del gigante británico y las posibles actuaciones de apoyo al sector turístico español. Durante el anuncio de este plan de choque, la ministra ha estado acompañada de los secretarios de Estado de Turismo, Infraestructuras, Empleo y Economía.

Thomas Cook, el turoperador más antiguo del mundo, entró en suspensión de pagos el pasado lunes 23 de septiembre, y desde entonces todo el sector turístico espera con ansío que el Gobierno tome cartas en el asunto y amortigüe el golpe. Tras varias reuniones, la multinacional no consiguió que los bancos o fondos de inversión aportaran los 200 millones de libras (unos 227 millones de euros) que necesitaba para poder garantizar su futuro.

El gigante británico contaba con 200 hoteles y más de un centenar de aviones gestionados por varias aerolíneas, pero también acumulaba una deuda superior a los 2.000 millones de euros tras la desastrosa fusión con MyTravel en 2007. Como consecuencia de su caída, 53.000 turistas extranjeros se han visto afectados en España, a la espera de ser repatriados, según cálculos de las administraciones públicas.

En España, la patronal turística Exceltur estima que el turoperador británico debe más de 200 millones de euros a empresas españolas, de las cuales un 65% corresponde a hoteles y fundamentalmente en Canarias y Baleares, donde la multinacional de los viajes tenía una importante presencia. 

El principal motivo es que muchos grupos hoteleros trabajan en exclusiva con él bajo un contrato de garantía para asegurarse la ocupación. Ahora la patronal estima que "centenares" de hoteles pueden quedarse sin cobrar tras haber prestado los servicios a sus clientes. Además, el imprevisto les ha obligado ahora a rebajar sus precios, a la espera de las decisiones del Gobierno en funciones anunciadas este jueves.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba