Economía

El dueño de Gestamp pierde en cuatro meses 16 millones de su inversión en Telefónica

La caída del dividendo del operador se lleva un tercio de los 45,3 millones de euros invertidos por Francisco José Riberas

Francisco José Ribera, presidente ejecutivo de Gestamp
Francisco José Ribera, presidente ejecutivo de Gestamp Chema Moya

El presidente ejecutivo de Gestamp, Francisco José Riberas Mera, ha perdido desde diciembre del año pasado 16,1 millones de euros de lo invertido en en Telefónica. Las acciones de la compañía capitaneada por José María Álvarez-Pallete cotizaban a 6,94 euros el 2 de diciembre de 2019, momento en el que Riberas se hizo con el último paquete accionarial.

El fundador del grupo internacional español de ingeniería automotriz compró en la fecha mencionada casi 3,6 millones de títulos de la teleco, por los cuales desembolsó unos 24,7 millones de euros. Desde entonces la acción se ha precipitado hasta los 4,17 euros a los que cerró la sesión de ayer. El valor en Bolsa de Telefónica ya venía sufriendo antes del estado de alarma, si bien ha mejorado, aunque muy levemente, durante la crisis causada por la pandemia del coronavirus. El 16 de marzo llegó a cotizar a 3,68 euros. En sus últimos resultados, correspondientes al primer trimestre del año, el operador declara una caída del 56% en el beneficio.

La de diciembre fue la inversión más grande de Riberas en Telefónica. Se produjo seis días después de que la teleco anunciara su nuevo plan estratégico, según el cual se centraría más en sus mercados más rentables -España, Reino Unido, Alemania y Brasil-, y menos en el resto, básicamente Latinoamérica. De hecho valora la venta de activos en la región.

Riberas posee un paquete de 6,15 millones de acciones en Telefónica, por las que ha pagado un total de 45,3 millones de euros

Desde que Francisco José Riberas inició sus inversiones en el operador español se ha dejado un total de 45,3 millones de euros. A día de hoy acumula unas pérdidas totales de 20 millones de euros, casi la mitad del montante total invertido.

El operador se encuentra en una transformación significativa de su estrategia de negocio. Si a finales del año pasado anunciaba un golpe de timón en dirección hacia sus mercados más rentables, la semana pasada cerraba una interesante operación -según los analistas- en Reino Unido.

O2 y Virgin Media

O2 se fusionará con Liberty (Virgin Media) si las autoridades europeas dan el visto bueno en términos de competencia. Una operación que permitirá a la filial de la española ampliar su negocio en Reino Unido, en la actualidad limitado exclusivamente a la telefonía móvil.

La fusión será al 50% y permitirá a Telefónica recibir 6.500 millones de euros. Liberty tendrá que satisfacer esta cantidad porque O2 acude limpia de deuda a la operación, mientras Virgin Media atesora unos compromisos financieros de 11.300 millones. Pallete empleará ese montante en reducir la deuda de 37.000 millones que posee el operador español (era de 54.000 millones cuando fue nombrado primer ejecutivo hace cuatro años).

Se trata de una operación complementaria. Virgin Media tiene fibra y contenidos audiovisuales, justo lo que le falta a Telefónica para ofrecer paquetes convergentes en la región y competir con British Telecom. Ambas firmas ya trabajan en lo que será la oferta del nuevo operador de telecomunicaciones, en la que no se descarta la exportación del fútbol español a Reino Unido.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba