Economía

El boom de los geriátricos en España tiene origen en una fortuna francesa

La estela de Yves Journel impregna el imparable negocio inmobiliario de las residencias preparadas para ancianos en España, con predominio de inversores franceses

El boom de los geriátricos en España tiene origen en una fortuna francesa
El boom de los geriátricos en España tiene origen en una fortuna francesa

El mercado de los geriátricos y las residencias preparadas para ancianos crece de forma imparable en España. La saturación pública y el progresivo envejecimiento poblacional prometen un gran filón para grandes empresas internacionales en un sector hoy atomizado que podría superar los 6.000 millones de negocio la próxima década frente a los 4.500 millones actuales, según fuentes del sector.

La última prueba del boom la ha dado la socimi Adriano Care, impulsada por fondos españoles (Banca March y Azora) y franceses (Indosuez, el brazo inmobiliario de Crédit Agricole CIB), anunciando de un tirón la inversión de 76 millones de euros en residencias preparadas para mayores este año. Según precisan desde la socimi a Vozpópuli, su intención es invertir otros 174 millones en España antes de 2022.

La estructura de la incipiente socimi pone de relieve el influjo francés en el sector en nuestro país, tan atomizado -los diez primeros operadores acaparan menos del 30% de la facturación- como impregnado de inversores de origen galo.

Una estela que se remonta a 1983, cuando un hombre llamado Yves Journel (Francia, 1950) empezó a invertir en lo que él auguraba que sería el "abuelo boom". Fundó entonces la primera empresa del grupo DomusVI, a la postre un complejo entramado inmobiliario de los geriátricos, por el que en Francia conocen hoy a Journel no solo como una de las 100 mayores fortunas del país (más de 1.000 millones de patrimonio personal) sino como un "emprendedor pionero en la Ehpad" (la sigla en francés para Institución Residencial para Personas Mayores Dependientes).

Rey en España

A través de diferentes brazos de inversión, Domus acabó irrumpiendo de lleno en el mercado español en el año 2017 con la conformación de un grupo de nombre equivalente en una operación que rondó los 2.000 millones (el mercado movía entonces unos 3.500 millones al año en total). DomusVI (que en España tiene ahora también apoyo británico) es hoy líder del sector en nuestro país, con un volumen de negocio que ronda los 500 millones de euros.

El francés es un mercado mucho más desarrollado que el español, con mucho inversor que entiende el mercado y mucha especialización en un sector reacio en general a los fondos de inversión

"Domus es el operador más importante del mercado de residencias en nuestro país y ha entrado en España, un país vecino, porque ha visto que aquí existe un mercado muy atomizado con un gran potencial de rentabilidad frente a Francia, donde los precios ya son muy altos y las rentabilidades bajas", afirma Nick Wride, director de Living & Alternative de la consultora JLL en España, a este periódico.

"La historia de Journel ejemplifica que el francés es un mercado mucho más desarrollado que el español, con mucho inversor que entiende el mercado y mucha especialización en el sector", reacio en general a los fondos de inversión.

Dominio francés

No es de extrañar que el gran enemigo que desde el sector perfilan en España frente a Domus sea otra empresa de origen francés y gigante del sector en toda Europa, Orpea, fundada por el doctor Jean-Claude Marian en 1989.

"Orpea está subiendo mucho, se está convirtiendo en un competidor muy importante. Es un monstruo en Europa, está activo en muchos países y tiene un coste de deuda muy bajo, lo que le permite comprar otras empresas con facilidad. Promete ser un gran player en un mercado que se encamina a la concentración", afirma Wright. La facturación de la empresa en España ronda los 200 millones anuales.

Los tres principales operadores del mercado residencial para mayores español están en manos francesas

Detrás de ella aparece otra empresa con capital francés: el grupo Adavir y Adama, de una facturación de 150 millones, y que está impulsado por la multimillonaria familia de Gérard Mulliez.

La reciente irrupción en España de la gigante Korean promete asimismo un todavía mayor poder del capital francés en el que las notas 'discordantes' son la española Vitalia, participada por el fondo inglés CVC Capital Partners, y Ballesol, impulsada por el español Santalucía.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba