Economía

Fridman rompe el 'matrimonio' de 27 años entre KPMG y DIA

La junta de DIA de este miércoles, donde han triunfado las consignas de LetterOne, ha rechazado que la consultora audite las cuentas de 2019 junto con Ernst & Young (EY)

Mikhail Fridman.
Mikhail Fridman. Efe.

La relación entre KPMG y DIA ha terminado este miércoles, después de 27 años de duración. El magnate ruso Mikhail Fridman (LetterOne), que aspira a controlar la cadena de supermercados y que ha impuesto su programa en la Junta de Accionistas, celebrada hace unas horas, ha rechazado que la consultora se mantenga como auditora de esta compañía, lo que dejará a Ernst & Young (EY) con esta responsabilidad.

La intención de la Comisión de Auditoría y Cumplimiento de DIA era que KPMG trabajará como 'coauditor'de las cuentas de 2019 de DIA. Pero, finalmente, los accionistas han dado luz verde para que EY sea quien realice esta labor en solitario durante los ejercicios 2019, 2020 y 2021.  

En este sentido, hay que tener en cuenta que la relación entre KPMG y DIA tenía fecha de caducidad, dado que la reforma de la Ley de Auditoría, de 2014, obliga a las compañías a cambiar de auditor de cuentas cada diez años como máximo. La normativa contempla una prórroga hasta el año 2023 para las empresas que al entrar en vigor la reforma acumulasen entre 10 y 20 años sin rotar.

Durante estos 27 años de relación, DIA ha pagado a KPMG en forma de honorarios por su labor de auditor de la empresa 8,78 millones de euros entre los años 2010 y 2017. La sociedad ha ingresado aproximadamente de media un millón de euros al año por su labor de auditor de la cadena de supermercados.

Sin salvedades 

KPMG no ha apuntado una sola salvedad en las cuentas de DIA en los últimos años hasta 2017. La consultora ha auditado los ejercicios anuales de la cadena de supermercados y en estas casi tres últimas décadas no advirtió de ninguna circunstancia que pudiera motivar una llamada de atención sobre las cuentas de la empresa española.

Aunque el último año de DIA ha cambiado esta relación. La auditoría de KMPG se hace eco de las  irregularidades contables de sus directivos y de las investigaciones abiertas que existen para esclareces los sucedido. Este informe destaca las prácticas "contables irregulares" que han provocado la revisión del importe de los descuentos que aplicaba la compañía a los proveedores.

La consultora también señalaba el hallazgo de facturas pendientes de recibir de proveedores de inmovilizado (activos de largo plazo como maquinarias o terrenos) contabilizadas de forma irregular en un periodo distinto al que correspondía, que se elevaría hasta los 26,2 millones de euros. Un último año de esta relación que ha sido especialmente duro para DIA. 

Últimas noticias



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba