Cobas Asset Management

Paramés asegura que la cartera de Cobas AM tiene un potencial de revalorización del 70%

Los fondos de la nueva gestora solo impondrán el coste de una participación mínima y tendrán límites patrimoniales para preservar el potencial de rentabilidad.

Francisco García Paramés.
Francisco García Paramés. Litocarlo (Wikipedia)

Fondos accesibles desde una participación, con límites a la entrada de nuevo dinero cuando las estrategias alcancen determinado volumen patrimonial y manteniendo los principios de una “inversión sensata”. Estos son algunos de los ‘secretos’ que ha desvelado Francisco García Paramés en su primera carta dirigida a los inversores de Cobas Asset Management,donde señala que el potencial de revalorización de la cartera es del 70%.

Una vez que la CNMV autorizó el registro de cuatro fondos de la firma (Cobas Internacional, Cobas Iberia, Cobas Grandes Compañías y Cobas Renta) y el traspaso de Cobas Selección, que hasta ahora era asesorado por el gestor value para Inversis, Paramés ha querido compartir con sus seguidores las líneas maestras del modelo de gestión de Cobas AM.

Los responsables de la gestora han querido poner un límite a sus estrategias (de entre 750 millones y 1.000 millones de euros para la ibérica y de entre 4.000 millones y 5.000 millones de euros para la global) para evitar que el potencial de rentabilidad se vea afectado, razón por la que avisan de que Cobas Selección se cerrará a futuros inversores cuando alcance los 2.000 millones de euros de patrimonio (actualmente tiene 450 millones).

En Cobas Grandes Compañías, las restricciones patrimoniales no serán tan estrictas y no prevén aplicar límites hasta “cantidades significativamente más elevadas”. Además, “no pensamos que una gestión centrada en grandes compañías pueda soportar comisiones similares a la de los fondos de valor añadido”, por lo que solo impondrán un peaje del 1% anual en este fondo de blue chips.

Los cuatro últimos fondos registrados tendrán una inversión mínima de 25.000 euros durante marzo, pero al mes siguiente se les aplicará un coste de una participación mínima, como ya realizan en Cobas Selección.

Proyecto distinto

En la misiva destaca un párrafo en el que Paramés menciona que la gestora es un proyecto “esencialmente distinto a otros existentes en el mercado”, sobre todo teniendo en cuenta que sus excompañeros en Bestinver crearon azValor hace solo año y medio siguiendo la misma filosofía de value investing que caracterizó al trío gestor en la firma de inversión de Acciona. Hay que recordar que Paramés no llegó a un acuerdo con Fernando Bernad y Álvaro Guzmán para formar parte de su nuevo proyecto.

“Cobas surge porque otras alternativas no eran suficientes para cumplir el propósito indicado, ya que o bien buscaban un nivel de activos excesivamente elevado o bien pretendían desvirtuar la esencia de este tipo de gestión, que debe centrarse en la selección de activos infravalorados y no en realizar predicciones sobre la evolución de los mercados”, se puede leer  a continuación.

Una observación que sorprende porque los fondos de azValor prácticamente aplican los mismos criterios que los de Cobas respecto a límites de volumen patrimonial. Y durante la segunda conferencia anual de la firma, celebrada este lunes, Álvaro Guzmán, su director de inversiones, volvió a reiterar que no intentan realizar predicciones sobre el comportamiento de los mercados, sino “buscar compañías con problemas temporales que el mercado infravalora”.

En su carta Paramés asegura que van a estar invertidos prácticamente cerca del límite legal del 99%. “No estamos dispuestos a asumir los peligros derivados de la renta fija o de la liquidez”, advierte, y “venderemos [un valor] cuando haya una oportunidad mejor”. Una diferencia importante respecto a azValor, que disponen actualmente de un 20% de liquidez más un 10% adicional en compañías mineras de oro que actúan como protección, según destacaron sus responsables en la conferencia de inversores.

Cartera inicial

La cartera inicial de Cobas AM está compuesta por 62 valores, de los que 23 compañías ya “han estado previamente en carteras gestionadas por el equipo”, según Paramés, que incluyen las nueve empresas que forman la parte ibérica, “todas ellas viejas conocidas”.

Diez valores están relacionados con las materias primas, alrededor del 20% de la cartera (en azValor es el 24%), y el resto son compañías “nuevas”, que “hemos estudiado con dedicación para conocerlas con la mayor profundidad posible. Algunas ya las seguíamos, pero otras han sido interesantes sorpresas para el futuro”, escribe Paramés en su carta.

En general, los valores incluidos en la cartera modelo cuentan con un retorno del capital empleado del 30% (34% si se excluyen las firmas de materias primas), un PER de 8,4 veces (frente a 17 veces del mercado) y un potencial de revalorización del 70%, un porcentaje que, no obstante, lleva a Paramés a calificar su cartera como conservadora, puesto que “un 38% de ella la componen compañías con caja neta; un 22% la componen compañías con un nivel de caja alrededor del 50% de capitalización e incluso cuatro compañías (un 6% de la cartera), tienen mayor nivel de tesorería neta que su valor en bolsa”, apunta el responsable de Cobas Asset Management.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba