Eduardo Sallés, gestor del Gesiuris Healthcare "Las empresas de biotecnología han tenido una correción muy fuerte y presentan mucho valor"

Gesiuris Healthcare es la continuación de otros fondos similares que el veterano Eduardo Sallés ha gestionado en firmas como Bankpime, La Caixa o Privat Bank. Centrado en un sector, el de la salud, que ha batido recurrentemente al S&P 500 durante los últimos treinta años.

Aunque Gesiuris Healthcare no tiene todavía los dos años de vida, podría afirmarse que no es un fondo nuevo. Su gestor, Eduardo Sallés, es un nombre histórico de la industria de inversión española, creador del primer fondo de renta variable internacional en España y del primer fondo centrado en las empresas del sector tecnológico. También fue pionero en sacar al mercado un fondo de renta variable de compañías relacionadas con el sector sanitario. Así que en realidad Gesiuris Healthcare es la continuación natural de fondos similares de Bankpime, donde Sallés ha pasado la mayor parte de su carrera profesional, y de La Caixa y Privat Bank.

Con esta amplia experiencia de décadas, Sallés sigue pensando que un fondo de estas características  puede continuar atrayendo el interés de los inversores. “Es un sector estable, donde los beneficios de las compañías no ha caído ni un solo año desde 1995, con crecimientos consistentes de hasta el 35% de media sobre el S&P 500”, asegura. Además, “el gasto que los gobiernos dedican a sanidad aumenta constantemente. En los países emergentes hay cada vez más preocupación por la salud. Y los servicios hospitalarios y médicos están creciendo de forma muy importante”.

“Entre las

biotech firmas como Amgenm Biongen y Celgene han multiplicado por diez y hasta doce su valor de cotización en los últimos años”.

Como ejemplo del fuerte peso que las compañías relacionadas con la salud tienen, Sallés apunta un dato: la capitalización del universo de empresas de su fondo equivale a los 500 primeros valores de la zona del euro. “No estamos hablando de un sector cualquiera. Estamos hablando de 25% de la capitalización del mercado de Estados Unidos y del 25% de los resultados empresariales del S&P”, subraya. Aunque normalmente se relaciona con los nombres de las grandes farmacéuticas, en el mundo de la salud hay otro tipo de compañías que también aportan valor, como las firmas de biotecnología, de equipos médicos, hospitales. “Las grandes farmacéuticas, por lo general, son compañías muy estables y con esperanzas de rentabilidad de entre el 8% y el 12% anual. Entre las biotech firmas como Amgenm Biongen y Celgene han multiplicado por diez y hasta doce su valor de cotización en los últimos años”, explica Sallés.

La tormenta bursátil de los últimos meses ha azotado a las compañías biotecnológicas, razón por la que cuentan con un considerable potencial de revalorización. “Han tenido una corrección muy importante, de alrededor del 50%, y en estos momentos tienen mucho valor”, señala Sallés, quien recuerda la alta volatilidad que presentan las empresas de este tipo. “Yo diría que es el sector con mayor volatilidad del mercado, más que la tecnología, por eso hay que medir mucho su peso en el fondo. Normalmente pueden representar hasta 50% de las carteras, pero en Gesiuris lo hemos reducido al 20%, teniendo en cuenta que ya hay algunas compañías con una cuenta de explotación muy segura, que ganan dinero, y que se diferencian de las que todavía son proyectos de inversión y sin ventas”, sostiene el responsable del Gesiuris Healthcare.

"Mientras los sectores de salud y tecnología sigan dando rentabilidad, el índice americano seguirá haciéndolo mejor que los europeos”.

Influencia de la economía norteamericana

El componente del dólar tiene una gran influencia en el fondo, ya que el 75% de las compañías en cartera son norteamericanas, un peso parecido al del índice Morgan Stanley Healthcare. De ahí que la evolución de la economía norteamericana también sea un motivo de preocupación para el gestor. “Estados Unidos va a crecer, el PIB va a ser positivo y se encuentra en una situación óptima, con los tipos de interés en mínimo, con pleno empleo, con aumento de los salarios. Y mientras los sectores de salud y tecnología sigan dando rentabilidad, el índice americano seguirá haciéndolo mejor que los europeos”, matiza Sallés.

El gestor de Gesiuris recuerda que el único sector que ha batido recurrentemente al S&P 500 durante los últimos 30 años ha sido ha sido el del healthcare. “Es uno de lo que ha tenido más operaciones de fusiones y adquisiciones desde hace tres años y la prima del sector sobre el mercado se sitúa en el 10%, con un crecimiento esperado de beneficios de hasta el 8%”, señala Sallés. ¿Existe algún riesgo palpable en esta clase de compañías? El veterano gestor apunta la amenaza de las patentes como la más destacable. “En el mundo de la biotecnología la innovación es cada vez mayor y es impresionante el número de compañías que han salido a bolsa en Estados Unidos en los dos últimos años", recuerda.

Entre los nombres que figuran en la cartera de su fondo, Sallés menciona las suizas Roche y Novartis, las inglesas AstraZeneca y GlaxoSmithKline y las alemanas Merck y Bayer, entre las grandes farmacéuticas. También aparecen nombres como Medtronic, ResMed, Termo Fisher o la australiana HCA. Y de España, Sallés destaca Grifols, compañía en la que siempre invierten cuando su cotización les permite una entrada cómoda.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba