Fondos

¿Servirán los planes de pensiones tradicionales a los futuros jubilados?

Los expertos advierten de que los cambios demográficos de la población plantean retos para los futuros pensionistas, que necesitarán productos más innovadores de los que pueden encontrar ahora.

La longevidad creciente de la población implicará una mayor educación financiera.
La longevidad creciente de la población implicará una mayor educación financiera. G3.

Los ciudadanos deberán destinar cada vez una mayor proporción de su ahorro privado para la jubilación, dado que la esperanza de vida cada vez será mayor. Esta es una de las conclusiones de la jornada titulada ¿Hacia una crisis global de las pensiones? Cómo afrontar una creciente longevidad, organizada recientemente por Analistas Financieros Internacionales (AFI) y el Instituto Aviva.

El profesor de Políticas Públicas de la London School of Economics, Nicholas Barr, ha abordado el futuro de las pensiones y una eventual crisis en esta materia, que sería consecuencia de la tardanza a la hora de reaccionar e instrumentar las adaptaciones necesarias. A su juicio, la solución al problema pasa por reducciones de las pensiones mensuales, jubilaciones más tardías, mayores cotizaciones o ahorros y una mayor productividad, o la mezcla de todas estas opciones.

Para el director de Retirement Solutions de Aviva UK & Ireland, Clive Bolton, los planes tradicionales para afrontar la jubilación están sufriendo cambios radicales por las nuevas regulaciones de los mercados, por lo que ha considerado oportuno que se multipliquen las opciones con productos más innovadores.

Cada vez se vivirá más, en mejor estado de salud y retrasando la discapacidad a edades más tardías. Eso significa que los ciudadanos cada vez trabajarán más años, pero menos horas.

El director ejecutivo y fundador del Instituto Max Planck de Investigación Demográfica, James Vaupel, ha recordado que las ganancias de esperanza de vida son lineales y no presentan signos de desaceleración, de forma que cada vez se vivirá más, en mejor estado de salud y retrasando la discapacidad a edades más tardías. Eso significa, ha dicho Vaupel, que los ciudadanos cada vez trabajarán más años, pero menos horas.

La preocupación que causa la vejez entre la población y su desconfianza en que puedan disponer de suficientes recursos para afrontarla ha sido uno de los puntos destacados por la profesora de la UNED Elisa Chuliá. Chuliá ha mostrado su desconcierto por que esta preocupación individual y social sobre la jubilación contrasta con una demanda incesante de apoyos públicos, una cartera creciente de servicios sociales y un debate casi plano sobre estos problemas.

Los presidentes de AFI y Aviva España, Emilio Ontiveros e Ignacio Izquierdo, respectivamente, han destacado la necesidad de abordar los retos que la creciente longevidad implica en el plano de las pensiones, en su dimensión financiera, en el aseguramiento y en la educación financiera de la población.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba