Economía

Los fondos olfatean la deuda de la banca española con Eroski

Medio año después de haber firmado la refinanciación, las entidades están interesadas en alejarse de la compañía vasca

Un hipermercado de Eroski.
Un hipermercado de Eroski. Efe.

La banca no las tiene todas consigo. Hace poco más de seis meses desde que Eroski consiguiera cerrar con las entidades financieras un acuerdo de refinanciación, tras una dura negociación. La compañía vasca cogía aire hasta 2024, con un acuerdo suscrito por entidades acreedoras (Santander, Caixabank, BBVA, Sabadell y Bankia) que representan el 95,57% de la deuda financiera del grupo.

A pesar de contar con algo más de 1.500 millones de euros deuda, Eroski logró en julio que el acuerdo no recogiera la obligación de hacer desinversiones.

No obstante, los últimos movimientos demuestran que la banca no confía en que la compañía pueda poner en marcha un plan que le permita reducir su deuda.

Tanto es así que, según ha podido saber Vozpópuli, diferentes fondos de inversión están estudiando quedarse con la deuda de las entidades acreedoras, interesadas en desprenderse de ella pocos meses después de haber dado luz verde a la refinanciación.

De hecho, antes de que acabara 2019 Sabadell ya salió de la lista de bancos que sostienen la deuda de la compañía vasca. En concreto, como adelantó Hispanidad y ha podido confirmar este periódico, la entidad se desprendió de la deuda de Eroski vendiéndosela a Bank of America Merrill Lynch con una quita del 70%.

Pérdida de clientes

La compañía que preside Agustín Markaide arrastra una deuda millonaria desde que en 2007 se hiciera con la enseña Caprabo, que, de momento, se niega a vender.

A este lastre se suma la pérdida constante de clientes de la cadena vasca, que se sitúa como quinto operador con un 4,9% de la cuota de mercado. En este sentido, durante 2019 perdió 0,4 puntos de cuota.

Un descenso de compradores que expertos de Kantar Worldpanel atribuyen, entre otras cosas, al incremento de la competencia en sus regiones de influencia, como el desarrollo de Mercadona en el País Vasco o el de Lidl en el norte de España. Asimismo, los expertos apuntan al crecimiento de los regionales en Cataluña, que compiten de forma directa con Caprabo.

Pese a todo, la compañía tiene aún a dónde agarrarse. Eroski mantiene una presencia destacada en Galicia y lideraba de forma amplia el mercado vasco a finales de 2019. Por eso, sus planes pasan por reforzar su peso y presencia en estas zonas. De momento, sin embargo, no le está resultando suficiente.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba