Economía

Los fondos elevan su apuesta por la vivienda nueva barata de alquiler en plena covid

El segmento del 'build to rent' resiste a la pandemia y pasa a representar el 70% de la inversión residencial en España, frente al 40% de 2019

Viviendas en la zona norte de Madrid
Viviendas en la zona norte de Madrid Javier Martínez

La inversión de los fondos en el sector de la vivienda nueva pensada exclusivamente para el alquiler en España ha alcanzado ya, en septiembre, el mismo volumen que en todo 2019, cuando fue récord, según datos de la mayor consultora de inversiones inmobiliarias del mundo, CBRE, a los que ha accedido Vozpópuli.

Según esos registros comparativos, la inversión ya consumada en el segmento que en el sector se conoce como build to rent (o BTR)alcanza los 640 millones de euros en lo que va de 2020, frente a los 675 millones de todo 2019.

En línea con la tendencia que se avistaba desde principios de año, los inversores han decidido volcarse en buscar rendimientos con proyectos de vivienda nueva, diseñada incluso para un alquiler potencialmente asequible (BTR), por sobre comprar pisos existentes para arrendarlos en un mercado donde la cuota del alquiler crece año a año.

"El 95% de la oferta que está en alquiler no se ha diseñado para el alquiler"

"El 95% de la oferta que está en alquiler no se ha diseñado para el alquiler, adolece de cuestiones como su gran tamaño, lo que ha acabado obligando al propietario a fijar un precio de alquiler por encima de los 800-1.000 euros mensuales rápidamente. Y la nueva oferta de los fondos como Axa (aseguradora francesa), Hines o Ares (fondos estadounidenses) va precisamente encaminada a edificaciones más reducidas", explicó en su momento a este periódico Mikel Echevarren, CEO de Colliers, otra de las consultoras protagonistas de este incipiente mercado en Madrid, Cataluña y País Vasco principalmente.

En los últimos meses se han sumado fondos como el sueco Catella (creado por el fundador de Ikea Feodor Ingvar Kamprad) o el estadounidense Nuveen (dueño del centro comercial Xanadú)

Fuentes de mercado explican que, frente al 6% de rentabilidad que puede ofrecer el alquiler de una vivienda tradicional, el BTR 'garantiza' rentabilidades del 3% en un mercado como el español con un escaso volumen de vivienda de alquiler asequible.

Del 40% al 70% de la inversión

Así pues, el BTR supone en 2020 casi el 70% de la inversión de los fondos en el sector residencial español. El 30% restante corresponde a inversión en pisos ya existentes, por valor de 300 millones. En 2019, la proporción había sido la contraria: la inversión en pisos existentes sumó entonces 974 millones (60%) frente a los 675 millones del BTR (40%). 

El coronavirus, la morosidad y la incertidumbre regulatoria (dudas sobre el régimen socimi y posibles controles de rentas) han hecho mella pero no frenado el crecimiento del BTR

Según otras fuentes del mercado, la inversión en BTR alcanzó los 880 millones en 2019 para un total de unos 4.000 pisos en desarrollo. La tendencia pre-covid apuntaba a que la inversión en BTR podría llegar incluso a duplicarse este año.

El coronavirus, la morosidad y la incertidumbre regulatoria (dudas sobre el régimen socimi y posibles controles de rentas) han hecho mella pero no frenado el crecimiento de la apuesta por un segmento que comenzó a germinar ante el desfase entre la capacidad adquisitiva de la demanda y el precio de los alquileres, y al que empiezan a volcarse incluso promotoras como Neinor, Aedas o Metrovacesa, originalmente orientadas a la compraventa, y otras entidades como Grupo Lar, que acaba de cerrar un acuerdo con la francesa Primonial para lanzar 5.000 viviendas de alquiler en España, o Pryconsa, que ha decidido apostar por este mercado con una filial exclusiva, Prygesa. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba