Economía

La empresa española y los fondos extranjeros aplauden, con reservas, el acuerdo europeo

España recibirá 140.000 millones de euros procedentes del fondo de recuperación europeo de los que más de la mitad, 72.700 millones, serán transferencias o ayudas directas

Líderes europeos tras el Consejo Europeo.
Líderes europeos tras el Consejo Europeo. Efe.

Las asociaciones empresariales españolas y los fondos de inversión extranjeros aplaudieron el martes el acuerdo de los Jefes de Estado y de Gobierno de los 27 países de la Unión Europea para constituir un fondo de recuperación dotado con 750.000 millones de euros, y el impacto beneficioso que tendrá sobre la economía española.

A la espera de que se conozcan más detalles sobre la implementación de dicho acuerdo, y de las respectivas autorizaciones que deberá obtener en los organismos europeos y nacionales, en general representantes de la empresa española y de la gran banca de inversión extranjera consultados por este diario valoran positivamente el acuerdo anunciado en la madrugada del martes. Pero también apuntan algunas lagunas o advertencias sobre su desarrollo.

El fondo de recuperación europeo asciende a 750.000 millones de euros -360.000 millones se dedicarán a préstamos y 390.000 millones a transferencias-, que se otorgarán en función del impacto de la pandemia. De esa cantidad, a España le corresponden 140.000 millones;más de la mitad, 72.700 millones, serán transferencias o ayudas directas.

Para los principales sindicatos españoles, UGT y CC OO, la cuantía del fondo es insuficiente

El Círculo de Empresarios, posiblemente la organización empresarial más crítica con el Gobierno de Pedro Sánchez,calificó el martes como "muy positivo" el acuerdo del Consejo Europeo sobre el Fondo de Recuperación, "aunque aún están pendientes de conocerse los detalles específicos de la condicionalidad para la disposición de los fondos acordados".

La asociación presidida por John de Zulueta subraya que el Gobierno deberá acometer "reformas prioritarias" para obtener los fondos previstos. Entre esas reformas destaca las de la Educación, la del mercado laboral, las pensiones, la Fiscal y en la Administración.

Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, considera "histórico" el acuerdo logrado sobre el fondo europeo. "Es un buen acuerdo para España, pero también para Europa", destacó en declaraciones en la Cadena Ser.  

"Como español, sinceramente, me siento satisfecho", declaró el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi

"Yo me siento a menudo a negociar acuerdos y hay que poner en valor el hecho de salir con esa palabra: acuerdo", detalló Garamendi. "Como español, sinceramente, me siento satisfecho. Es un buen acuerdo para España, pero también para Europa", añadió.

Para los principales sindicatos españoles, el acuerdo de Bruselas es "un paso muy importante". Pero UGT y CCOO se desmarcaron ayer de otras declaraciones más triunfalistas. Matizaron que el pacto "llega tarde" y valoraron la cuantía como "insuficiente". 

Unai Sordo, secretario general de CCOO, recurrió ayer martes a las redes sociales para definir el rescate como "muy relevante" pero "netamente insuficiente". "El fondo se va a quedar corto", avisó. 

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, definió el pacto de Bruselas como "una corrección clara" a "la austeridad" que rigió al de 2008. "No vamos a aceptar condiciones para los créditos y las ayudas, las únicas condiciones que hay que situar son las que liguen estos recursos a reconstruir lo que se ha perdido con el coronavirus", señaló Álvarez en un acto en Valencia. 

En el caso de España, los desembolsos en subvenciones y préstamos a lo largo de 2021-26 ascenderán a alrededor del 2% del PIB por año

Oriol Pinya, vicepresidente de la asociación que agrupa a las sociedades de capital riesgo, Ascri, y fundador y consejero delegado de la firma de inversión Abac Capital, destaca que los fondos obtenidos deberán emplearse con "prudencia". 

"Todo lo que sean ayudas será bienvenido, pero creo que es necesario marcar unas reglas claras, que el dinero aportado no se inyecte en industrias que ya no tienen sentido", señala en declaraciones a este medio. "Debe hacerse un uso prudente del mismo, no puede ser un cheque en blanco".

"En 2020, el papel del BCE sigue siendo fundamental para respaldar los rendimientos de la deuda soberana española, ya que los déficits se elevan a niveles de dos dígitos", advierte Nicola Mai, gestor de carteras en Pimco.

"En el caso de España, los desembolsos en términos de subvenciones y préstamos a lo largo de 2021-26 ascenderán a alrededor del 2% del PIB por año (aproximadamente el 1% del PIB en el caso de las subvenciones y el 1% en el caso de los préstamos). Dependiendo del multiplicador utilizado y de lo bien que se utilicen los fondos, esto podría añadir una cantidad razonable de apoyo al crecimiento", apunta el directivo de la mayor gestora de fondos del mundo.

"El acuerdo del Consejo Europeo, junto a el apoyo del BCE y otros acuerdos Europeos (SURE, ESM), nos da la oportunidad adecuada para, primero, dotar a la economía de mayor impulso fiscal a corto plazo y, segundo, trabajar, con tiempo por delante, en las grandes tareas pendientes y los nuevos desafíos a los que se enfrenta la economía española", dice Rubén Segura-Cayuela, head of Europe Economic ResearchBank of America.

El sector tecnológico

Una de las obsesiones de Europa es la digitalización del tejido productivo de los Estados miembros. Desde el sector tecnológico español se aplaude la decisión tomada por la UE. La patronal tecnológica, DigitalES, en la que se encuentran representados los principales operadores de telecomunicaciones españoles (Telefónica, Orange y Vodafone), valora el acuerdo en los mismos términos que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez: histórico.

"El acuerdo alcanzado este martes por los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea sobre el plan de recuperación tras la pandemia se puede calificar como histórico pero, sobre todo, supone una oportunidad que España debe aprovechar para avanzar de manera decidida para hacer del nuestro un país referente en innovación tecnológica, impulsando la digitalización global y real de ciudadanos, empresas  -especialmente las pymes- y administración pública", explica Alicia Richart, directora general de DigitalES.

"Desde DigitalES esperamos que una parte importante de las ayudas para España se destinen al sector digital y la digitalización. Si alguna lección podemos extraer de lo ocurrido en los últimos meses, así como de las negociaciones llevadas a cabo en el Consejo, es que se impone un replanteamiento de las políticas estructurales tanto de cada Estado miembro como de la propia Unión Europea. No se puede dejar escapar la oportunidad de impulsar aquellos sectores que se han demostrado fundamentales y que jugarán un papel clave en el futuro de la economía y de la sociedad", ha añadido Richart.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba