Economía

Un fondo inglés amenaza el liderazgo de Addmeet en el ladrillo a subasta

Pollen Street Capital impulsa el desembarco en España de BidX1, una inmobiliaria irlandesa que apuesta por la venta de activos a subasta y apunta a convertirse tendencialmente en rival de la compañía del sector 'preferida' por la Administración española, Addmeet

Imagen de edificios en construcción
Imagen de edificios en construcción EFE

El fondo londinense Pollen Street Capital ha desembarcado en el mercado inmobiliario español de la mano de BidX1, una empresa irlandesa que pondrá a la venta por subasta entre lo que queda de este año y el que viene propiedades - viviendas y suelos - de hasta al menos unas 23 provincias españolas distintas por un valor total base de unos 150 millones de euros, según apuntan a Vozpópuli fuentes de la empresa originaria de Dublín, que aspira así a 'reventar' un negocio con poco recorrido en nuestro país.

BidX1, otrora tradicional inmobiliaria irlandesa, dio en 2015 un giro radical hacia la subasta digital "con transparencia e información actualizada en tiempo real sobre todo lo que necesita saber el comprador", un negocio que le ha deparado ventas de activos por valor de 1.500 millones de euros en ocho años en Irlanda y el Reino Unido.

Para su aventura española, la inmobiliaria respaldada por capital inglés ha contratado una plantilla de unas 20 personas (tiene unas 100 a nivel global), 'pescando' capital humano con experiencia previa en gigantes del sector como Merlin, Altamira, Aliseda o Intrum.

Los activos que subastará en España valen entre entre 20.000 euros y tres millones de euros

Los primeros activos que subastará en España valen entre entre 20.000 euros y tres millones y medio de euros - de precio "muy a la baja", remarcan desde la empresa, asegurando que los montos finales podrían ser mucho mayores y que tienen la aspiración de elevar esos volúmenes y cifras.

Dichas propiedades pertenecen fundamentalmente a fondos y grandes inversores institucionales (la inmobiliaria dice estar en conversaciones con una socimi) que la empresa no ha querido revelar, con presencia fundamentalmente en Madrid, Cataluña, Valencia, Andalucía, Baleares y Canarias.

La primera subasta está prevista para el día 30 del presente mes y se esperan otras seis-siete para el año que viene, con una media de 100-140 activos por día de venta. En los últimos tres años, la inmobiliaria, que remarca, apunta también al particular, ha subastado una media de 200 propiedades al mes en Irlanda, de los cuales un 20% corresponden ya a particulares.

"Es una empresa muy consolidada en Irlanda y Reino Unido que parece ver un nicho de mercado en España en el marco del brexit", dice una fuente del sector.

Potencial rival de un proveedor de Moncloa

Otra fuente recuerda que en nuestro país podría tendencialmente encontrar su competencia en la subastadora de ladrillo para inversores Addmeet. Esta última ha tenido repercusión mediática por haber sido elegida recientemente por diferentes estamentos, como el ministerio de Defensa o el de Interior, así como también la Comunidad de Madrid y la Generalitat de Cataluña, para gestionar la venta a subasta de ladrillo público. Ofrece, además, servicio de subasta a grandes empresas como Mapfre, Axa, Colonial o Iberdrola.

Con sede en Barcelona, Addmeet ofrece el alquiler de viviendas y también tanto la subasta "pura y dura" como la venta privada online - desde solares de 40.000 euros hasta los 90 millones - , y asegura haber facilitado ya operaciones de subasta por alrededor de 500 millones de euros desde su nacimiento en 2011. "Ofrecemos calidad y volumen, no 'morralla' sino inmuebles de calidad, muchos de ellos por encima de los tres millones, y en eso estamos solos", afirman desde la empresa de la Ciudad Condal.

"BidX1, como tal, no ha inventado la pólvora y parece abordar muy bien el área de marketing. Existen otras entidades, como BNP y Santander a través de Altamira o la Sareb que ya han hecho también cosas similares, aunque es verdad que el mercado de la subasta de ladrillo es tradicionalmente anglosajón y no tiene mucho recorrido ahora en España", afirma por su parte Lola Ripollés, profesora de la EAE Business School.

Ripollés incide además en que las cifras con las que irrumpe BidX1 son "llamativas" pero que su gran vector pasa por la fuerza y exposición del fondo detrás. El respaldo de Pollen Street Capital, con un capital global de unos 2.500 millones, ha sido evidentemente fundamental en la expansión internacional de la inmobiliaria irlandesa, que ha seguido un camino "natural" reflejado en sus sedes en Sudáfrica y ahora, España.

Cataluña no nos preocupa, no entramos en cuestiones políticas

"Entendemos que España es un mercado con un consumidor ya muy digitalizado, donde existe el problema de que la compraventa de viviendas tiende a tardar una media de entre 6 y 9 meses y que, además, los precios de base se fijan muy al alza", dicen desde BidX1, asegurando que su servicio tiene plenas garantías jurídicas en nuestro país y que "Cataluña no nos preocupa, no entramos en cuestiones políticas".

Así, reivindican que "nuestra plataforma es disruptiva en el sector y permite tener acceso a toda la información sobre el inmueble 45 días antes de que se ponga a subasta. En suma, muy probablemente a la semana siguiente de la subasta se podrá acudir a la escritura, lo que implica que nuestro método acaba reduciendo los tiempos medios a la mitad o más, y expone inmuebles a potenciales compradores de 173 países diferentes. Prometemos transparencia absoluta en todo momento; información al instante de quién ha pujado por algo, por cuánto, y qué se ha vendido y qué no de todo nuestro historial de subastas".

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba