Construcción

Florentino recorta un 10% la previsión de beneficios de ACS que dio a los accionistas en mayo

El presidente de ACS marca como objetivo del grupo alcanzar los 1.000 millones de beneficio este año, el mismo que ya estableció para 2016 y que aún no ha podido lograr. En la última junta, aseguró a los accionistas que la compañía ganaría 1.100 millones en 2019 gracias a Abertis

Florentino Pérez, presidente de ACS, en una reciente junta de accionistas de la compañía
Florentino Pérez, presidente de ACS, en una reciente junta de accionistas de la compañía Efe

El presidente de ACS, Florentino Pérez, presentó este jueves a los analistas los resultados anuales de la compañía y adelantó las previsiones para el ejercicio en curso, entre las que destacó alcanzar un beneficio de 1.000 millones de euros, un 10% más que el registrado en 2018. Aunque sonó con acordes triunfales, en realidad el pronóstico supone dar un paso atrás respecto a unas estimaciones no excesivamente alejadas en el tiempo. En la última junta de accionistas de ACS, celebrada el pasado mes de mayo, Pérez dijo a los socios que el beneficio de la compañía se iría a 1.100 millones en 2019 gracias a la operación de compra de Abertis.

Por entonces, la operación para la adquisición de la concesionaria de infraestructuras aún no se había ejecutado pero su horizonte se había despejado mucho después de que ACS y Atlantia, las dos aspirantes a comprar Abertis, hubieran alcanzado un acuerdo para afrontar la transacción de forma conjunta. Con esta buena noticia, Pérez se presentó ante los accionistas de ACS y apuntó que, gracias a la aportación de Abertis a las cuentas del grupo, el beneficio de la compañía crecería un 35% respecto al logrado en 2017.

Toda vez que los resultados de aquel año incluyeron beneficios algo superiores a los 800 millones de euros, la previsión que el presidente de la compañía trasladó a los socios en la junta se traducía en que ACS ganaría en torno a los 1.100 millones de euros en 2019.

Nueve meses después, las expectativas son algo menores. Para el primer año completo con la participación de Abertis en el balance de ACS, Florentino Pérez ha recuperado una vieja aspiración: alcanzar por fin los 1.000 millones de euros de beneficios. Una meta que ya había planteado en el año 2014 con el horizonte de 2016 pero que tampoco se hizo realidad.

Recuperar las cifras de 2006

En realidad, se trata de volver a los resultados que el grupo de construcción y servicios lucía a mediados de la pasada década, poco antes del estallido de la crisis, cuando la participación de ACS en Hochtief era minoritaria (un 25% del capital) y la de Abertis era sensiblemente inferior a la actual (un 15% frente al casi 50% que controla ahora). Con la llegada de la crisis, la compañía se vio obligada a realizar un notable saneamiento de su balance que impactó en sus cuentas, lo que incluso sumió a ACS en números rojos.

Desde entonces, los beneficios de la compañía han ido en aumento año a año pero sin llegar a acercarse a las cifras que presentaba antes de la crisis.

En la reunión con los analistas, Pérez también anunció que el consejo de administración aprobará en su próxima reunión un incremento sustancial del dividendo, que sería, como mínimo, en proporción a la evolución de los resultados de la compañía. Este compromiso sí ha soportado el paso del tiempo, ya que en la junta de mayo de 2018, el presidente de ACS se pronunció ante los socios en los mismos términos.

Eso sí, el incremento de la retribución no será tan voluminoso como anunció por entonces porque la evolución de los resultados tampoco lo será. En concreto, Florentino Pérez dijo entonces que el dividendo con cargo a los resultados se incrementaría, al menos, un 35%, en línea con la evolución de las ganancias de ACS. Con las nuevas previsiones, más conservadoras, el incremento de los beneficios de 2019 respecto a los de 2017 se queda en algo más de un 24%, con lo que la retribución al accionista seguirán esta ruta.

Optimismo del mercado

El mercado ha dado una respuesta positiva a los resultados de ACS y también a las previsiones del presidente, pese a no ser tan positivas como las de hace unos meses. La compañía cerró la sesión bursátil del jueves con una subida del 0,85% y cotiza en sus máximos de los últimos nueve años, en el entorno de 39 euros por acción.

En los dos primeros meses del año, los títulos del grupo se han revalorizado cerca de un 17% y más de un 41% en los últimos doce meses.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba