Corrupción

Anticorrupción pide imputar al máximo accionista de DIA, Mikhail Fridman

Le acusa de los delitos de apropiación indebida, insolvencia punible y corrupción en los negocios por provocar la quiebra de la empresa española Zed WorldWide y adquirirla por 20 millones de euros, "un precio irrisorio

Mikhail Fridman.
Mikhail Fridman. Efe.

La Fiscalía Anticorrupción ha pedido imputar al máximo accionista de DIA, Mikhail Fridman, como presunto autor de los delitos de apropiación indebida, insolvencia punible y corrupción en los negocios por provocar la quiebra de la empresa española Zed WorldWide y adquirirla por 20 millones de euros, "un precio irrisorio".

El fiscal José Grinda ha remitido un escrito al titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, adelantado por Europa Press y al que ha tenido acceso Vozpópuli, en el que explica que Fridman tuvo "el control de los acontecimientos, que junto con la conducta de otros investigados, derivaron en la insolvencia de Zed WordWide", que presidía Javier Pérez-Dolset.

Desde el ministerio público consideran que Fridman paralizó la empresa, para después apoderarse de ella.  "Mediante un procedimiento complejo que [...] culmina con una situación de bloqueo institucional y económico de la compañía (insolvencia), para adquirirla a un precio irrisorio muy inferior al de mercado", ha señalado Grinda en el escrito en el que asegura que el magnate lideró "una práctica que se conoce en el entorno criminal ruso como raider (asalto o ataque) o absorción ilegal de empresas".

"Asfixia económica"

Según el fiscal, el objetivo era lograr la "asfixia económica" de Zed con la "pérdida de capitales en presuntas comisiones ilegales". El Ministerio Público ha asegurado en el escrito que Fridman era conocedor de las obligaciones crediticias que el grupo español tenía contraídas, así como su imposibilidad de hacer frente a préstamos si se producía una reducción sensible de los ingreso procedentes del mercado ruso.

El 30 de junio de 2016 Zed WorldWide presentó una solicitud de declaración de concurso de acreedores, consecuencia de la situación de paralización societaria, la falta de liquidez y el bloqueo de inversores externos que llevaron llevó a la sociedad a la insolvencia. Cuatro meses después, los inversores rusos presentaron una oferta de compra por un importe de 20 millones de euros, muy por debajo del que era su valor cuando dieron comienzo las "maniobras" de Mikhail Fridman.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba