Economía

La española Thomas Cook Balearics, una de las filiales que sobreviven al desastre

Esta se suma al negocio nórdico de Thomas Cook, que seguirá operando de forma independiente; y a la aerolínea alemana Condor, que ha recibido una inyección de 380 millones para subsistir

Carteles de Thomas Cook.
Carteles de Thomas Cook. Efe.

La caída del turoperadorThomas Cook ha desembocado en la suspensión de pagos de hasta 26 filiales asociadas al grupo en el Reino Unido, que han dejado de operar, incluida la aerolínea central Thomas Cook Airlines UK. Sin embargo, algunas aún resisten al desastre. Es el caso de la española Thomas Cook Balearics, con base en Palma de Mallorca desde su nacimiento en 2017, que continúa operando días después del anuncio.

Fuentes del grupo explican que esta aerolínea "no está asociada con la liquidación" del grupo, que se puso en marcha el pasado lunes. Y es que la aerolínea cuenta con un certificado de operador aéreo (AOC) español y sus seis aviones Airbus están siendo operados por Condor, la filial germana del gigante británico, con mayores dimensiones y que también cuenta con su propio certificado alemán. 

Condor opera una flota de 58 aviones: los propios y los de Thomas Cook Aviation y Thomas Cook Balearics. Es una de las aerolíneas más fuertes del grupo, con 240.000 clientes yuna plantilla de alrededor de 5.000 empleados. De hecho, Thomas Cook intentó salvar los muebles con su venta, pero todas las ofertas o muestras de interés por otros grupos, entre los que se encontraba Lufthansa, quedaron en papel mojado.

La línea aérea alemana está participada en un 49% por Thomas Cook, pero seguirá operando al menos durante un periodo de seis meses gracias a una inyección de 380 millones de euros por parte del Gobierno alemán, aunque no se hará efectiva hasta que reciba la aprobación de la Comisión Europea al tratarse de una ayuda pública.

El negocio nórdico, a salvo

El negocio nórdico de la multinacional también está a salvo, al menos de momento. Englobado bajo la marca Vinggruppen y con más de 60 años de experiencia, incluye a la aerolínea Thomas Cook Airlines Scandinavia, los turoperadores suecos Ving y Globetrotter, la compañía de viajes danesa Spies y la finlandesa Tjäreborg.

En un comunicado, la compañía informa de que es "una filial independiente desde 2007", por lo que igual que en los casos anteriores, la quiebra de Thomas Cook "no tiene ningún impacto directo" en sus operaciones. "Vinggruppen se encuentra entre las compañías de viajes más rentables en los países nórdicos durante muchos años", señala Magnus Wikner, CEO del grupo nórdico.

Más allá de la aerolínea Balearics, el resto de filiales de Thomas Cook en España estudian su entrada en concurso de acreedores. Las empresas españolas del grupo británico emplean a 2.500 personas y se dedican a la gestión de reservas, el negocio de agencia de viajes, o la administración de hoteles en Baleares y Canarias. Estas empresas contaban con préstamos participativos de más de 250 millones de euros con la matriz.

Thomas Cook era la compañía que más británicos trasladaba alrededor del mundo junto a la alemana TUI, con 22.000 empleados, pero contaba con una elevada deuda. En su primer semestre fiscal de 2019 (del 1 de octubre de 2018 al 31 de marzo de 2019), ésta superaba los dos mil millones de euros.

La desastrosa fusión con MyTravel en 2007, con la que buscaba crear un 'monstruo' europeo para desafiar a los rivales emergentes en Internet, supuso un desembolso de más de 1.000 millones y sólo acarreó adeudos que se fueron engrosando y que le condujeron a la quiebra. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba